0

vientre hinchado Los alimentos que hinchan el vientre

Es importante comprender que para tener un cuerpo sano y una silueta estilizada, es necesario eliminar completamente los alimentos que hinchan el vientre, evidentemente hay que consumirlos con moderación. Muchos de estos productos, por ejemplo los glúcidos a base de harina blanca, pueden ser reemplazados por alimentos a base de harina integral, que es más beneficiosa para el cuerpo.

La moderación y la sustitución inteligente de ciertos productos ayuda a reducir la cintura abdominal, y a perder peso.

Panes y pasta a base de harina blanca

La harina blanca contiene glúcidos simples que proporcionan energía, pero durante un tiempo relativamente corto. Estos alimentos, consumidos en exceso, tienen tendencia acumularse en el cuerpo en forma de grasas y de kilos de más. El pan y la repostería de este tipo pueden ser reemplazados por alimentos preparados con harina integral que es rica en fibras y permite un mejor tránsito intestinal y una reducción de la tasa de colesterol y azúcar en la sangre. La harina integral tiene más beneficios para el cuerpo.

0

rosquilla Tres errores post entrenamiento que debes evitar siempre

Comer dulces después del entrenamiento te hará recuperar inmediatamente las calorías perdidas

Estos errores post-entrenamiento pueden echar por tierra tu esfuerzo y aumentar el riesgo de sufrir lesiones. Averigua qué cosas debes evitar para hacer que tu entrenamiento sea más eficaz y seguro.

No te premies con chucherías ricas en calorías después del entrenamiento, como rosquillas y otros productos de bollería. En su lugar, repón fuerzas con aperitivos saludables que te ayuden a reponer carbohidratos y proteínas, como una manzana pequeña cortada en rodajas con una cucharada de mantequilla de cacahuete untada o un yogur desnatado con algunas guindas. Ninguno de estos dos caprichos dulces supera las 150 calorías y te hará sentir igual o más satisfecho que la bollería industrial y la comida rápida.

0

Mindful Eating El Mindful Eating, una nueva forma de hacer régimen

Con el Mindful Eating se trata de recuperar una conexión entre el cuerpo y el espíritu en el momento de comer. Recuperar una especie de sabiduría interior que va a controlar la elección de los alimentos y las cantidades. Es como dar un paso al lado con relación a las pulsiones que nos empujan a comer de manera compulsiva. Se trata de observar el hambre que se tiene, el estado emocional antes de sentarse a la mesa para mantener un comportamiento más justo. Y para ello, hay que ir despacio.

Lo que aporta este nuevo método

La idea no es la de hacer un régimen, ni la de restringir, ni eliminar la noción de placer. Escuchando el cuerpo y por lo tanto su saciedad, se puede adelgazar, porque se reducen las cantidades y se está menos estresado. Se trata de aprender a diferenciar las señales del hambre y las de la angustia, que a veces se parecen, dolores de estómago, hormigueo, cansancio cerebral, etcétera. Con el Mindful Eating, cada uno se convierte en su propio experto.

0

chocolate negro Chocolate negro para conservar un corazón saludable en la vejez

Cada vez existen más evidencias de que el chocolate negro es bueno para el corazón. Se han realizado estudios que han concluido que las personas que lo incluyen dentro de una dieta equilibrada gozan de una mejor circulación sanguínea, niveles de colesterol y tensión arterial que las que no lo hacen.

Los indios Kuna, en Panamá, bebían grandes cantidades de cacao sin procesar (cerca de cuatro tazas al día). Sus ancianos no desarrollaban enfermedades cardíacas. Sin embargo, cuando se trasladaron a las ciudades, y adoptaron las costumbres occidentales, los Kuna vieron como su envidiable estado de salud se puso al nivel del resto. Los ancianos Kuna comenzaron a desarrollar hipertensión arterial en la vejez. Esto habla de la gran capacidad del chocolate negro para mantener un sistema cardiovascular saludable en la vejez.

0

manzanas beneficios Alimentos que mejoran la digestión

Hoy pretendemos descubrir algunos alimentos que mejoran naturalmente la digestión. Alivian la pesadez de estómago y previenen la hinchazón.

La manzana

Pectina, protopectina y ácido péctico, este trío hace de la manzana un alimento beneficioso para la digestión. Estas fibras, muy bien asimiladas por el organismo, permiten regular suavemente el tránsito intestinal. Aumentan el peso de las heces y reducen la duración del tránsito.

Una manzana entera, con la piel, puede contener hasta 3,7 gramos de fibras. La pectina y la protopectina pertenecen a las fibras solubles. Favorecen la eliminación de residuos alimenticios. El ácido péctico, insoluble, estimula el tubo digestivo.

Lo ideal es comer una manzana entera y no tanto beber un zumo de manzana, que rompe las fibras.