Las frutas de color purpura, neutralizan toxinas

01

Para los que gustan de las frutas traten de consumir más frutas de color púrpura, ya que una nueva investigación indica que el consumo de frutos morados como los arándanos, moras, grosellas negras o ciruelas, contienen sustancias capaces de neutralizar las toxinas en el cuerpo, además de prevenir diversas enfermedades degenerativas como el Alzheimer, la esclerosis múltiple y el Parkinson.

El estudio realizado en la Universidad de Manchester, plantea que uno de los factores desencadenantes de las enfermedades degenerativas es el hierro, que al no ser perfectamente asimilado por el organismo, puede envenenar las células del cuerpo y dañarlas.

Aunque a menudo oímos que el hierro es beneficioso para la salud , esta sustancia puede ser tóxica si el cuerpo la absorbe de forma equivocada, ya que el hierro es beneficioso para la salud cuando reacciona con otras sustancias en el cuerpo, sin embargo cuando esto no sucede, se convierte en veneno de hierro para los tejidos del cuerpo.

Estos metales tóxicos también llamados radicales hidroxilo, conducen a las enfermedades degenerativas en diferentes partes del cuerpo, por ello para proporcionar una protección contra los metales tóxicos, es importante que el cuerpo obtenga los nutrientes que reciben el nombre de quelantes del hierro o sustancias que se unen a él pueden neutralizarlo.

Según el estudio, las frutas y vegetales de brillantes colores son buenas fuentes de quelantes, pero los frutos púrpura se cree que son la mejor fuente de quelante, ya que se unen efectivamente al metal de hierro neutralizando sus efectos nocivos para la salud.

El informe fue elaborado por Douglas Kell que fue el primero en conectar las muchas enfermedades con la exposición a los metales nocivos en el cuerpo y publicó su investigación en el Archivo de la revista de Toxicología, haciendo hincapié en la importancia de realizar más estudios, especialmente en relación con el potencial de la fruta de color púrpura para prevenir las enfermedades degenerativas.

Imagen: flickr

Fuente: Medic.M


Escribe un comentario