Manzanilla y sus beneficios más clásicos

La manzanilla es una de las plantas más conocidas que se consumen en forma de infusión. Se trata de una de las hierbas más consumidas gracias a sus propiedades curativas y propiedades estéticas.

Se consume en mayor cantidad como infusión, sin embargo, se puede aplicar como tópico para piel. Tiene propiedades antiinflamatorias, antibacterianas y es un gran digestivo.

Esta planta se aplicaba en la Antigua Grecia, en Egipto y el Imperio Romano para tratar diversas dolencias de las poblaciones. Se volvió más popular en la Edad Media, se consumía para aliviar el asma, los problemas nerviosos, las náuseas, afecciones de la piel, entre otras causas.
A día de hoy, la manzanilla se consume a diario, se cultiva en todas las partes del mundo ya que es una planta muy resistente a cualquier tipo de clima. A continuación, veremos cuáles son los mejores beneficios que nos puede aportar.

Beneficios de la manzanilla

La manzanilla se toma por varias razones, es un antibacteriano, antiinflamatorio, un sedante y puede ayudar a varias alergias. Sus ventajas digestivas están más que reconocidas, por ello, se recomienda beber una taza de manzanilla después de comer para aliviar dolores, calma la pesadez y hasta en casos de úlceras o gastritis.

Trata afecciones respiratorias como el asma, la fiebre alta, la bronquitis o los síntomas de un resfriado. A su vez, también es ideal para mujeres que sufren de dolores menstruales intensos.

La manzanilla y su uso en la estética

Puede utilizarse para aclarar el cabello, aplicarse manzanilla puede aclarar el cabello paulatinamente y sin riesgos de que el pelo sufra. Se pueden conseguir al menos dos tonos más claros.

Por otro lado, esta planta se utiliza también con fines medicinales, de estética o de belleza. Las cremas de manzanilla caseras son excelentes para regenerar los tejidos y los enjuagues son buenos para cicatrizar aftas o los herpes bucales.

Podemos encontrarlo de distintas formas, para hacer infusiones, aceites esenciales, cremas, lociones o cápsulas. Aunque lo más común, es consumirlo en forma de infusión.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *