Cómo mantenerse saludable sin practicar ejercicio

Saber cómo mantenerse saludable sin practicar ejercicio propiamente dicho es muy útil durante las vacaciones de verano, aunque hay personas que lo consiguen durante todo el año.

Naturalmente, el camino no es sentarse sin hacer nada, pero tampoco pasarse cuatro horas en el gimnasio todos los días. Las siguientes son las cuatro claves que debes tener en cuenta:

Duerme lo suficiente

Disfrutar de entre 7 y 9 horas de sueño todas las noches es uno de las principales claves para matenerse saludable, practiques ejercicio o no. Dormir bien ayuda a mantener la línea, prevenir enfermedades y mejorar el estado de ánimo. Una buena manera de asegurarse un buen descanso todos los días es acostumbrarse a irse a la cama siempre a la misma hora y desconectarse de todos los dispositivos electrónicos. En su lugar, se aconseja leer un libro como método casi infalible para preparar el cuerpo para dormir.

Despeja tu mente

Si la mente no está en forma, todo lo que hagamos para conseguir un cuerpo saludable, será completamente en vano. Practica ejercicios de respiración en el trabajo cuando te sientas estresado y reserva un rato para disfrutar de tu actividad favorita todos los días. O quizá prefieras meditar. El objetivo es relajarse, despejar la mente y mantenerse centrado en el presente.

Coge unos hábitos alimentarios saludables

No es necesario hacer dieta para estar bien. Es suficiente con ser más conscientes de lo que comemos para no ingerir más calorías de las que podemos quemar. Recorta la ingesta de alimentos procesados, refrescos y alcohol y reemplázalos por fruta, verduras y legumbres. Y no descuides las grasas saludables, tales como el aceite de oliva y el aguacate. Y lo mejor es que puedes seguir disfrutando de esas comidas ricas en calorías que tanto te gustan (hamburguesas, helados..), aunque debes elegir sólo una e incluirla en forma de recompensa semanal, algo que te ayudará a mantenerte más motivado a la hora de enfrentarte a tus autorestricciones durante el resto de la semana.

Camina siempre que puedas

Un cuerpo más definido y saludable se construye paso a paso, figurada y literalmente. Utilizar las escaleras en lugar del ascensor, planear actividades de tiempo libre que requieran caminar y utilizar tus piernas en vez del coche cuando lo veas factible aumentará tu ritmo cardíaco y te ayudará a quemar calorías. Y recuerda que pasear al mismo tiempo que entras en contacto con la naturaleza beneficia tanto al cuerpo como a la mente.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *