Lo que debes y no debes comer para eliminar la grasa del vientre

frutas y verduras

Si quieres eliminar la grasa del vientre, no es necesario que hagas abdominales hasta desfallecer. Hacer ejercicio es fundamental para llevar un visa saludable, pero lo que de verdad te ayudará a alcanzar tu objetivo de un vientre plano es instaurar unos hábitos alimentarios adecuados.

A continuación, te explicamos qué debes comer y qué no para aplanar tu vientre. Hay que hacer algunos sacrificios, sí, pero si no pierdes de vista la gran recompensa que significan, el esfuerzo te será mucho más llevadero e incluso, grato.

Lo que SÍ debes comer

Para eliminar la grasa del vientre de una vez por todas, hay que abastecer el cuerpo de nutrientes a través de alimentos naturales. Ingiere mucha fruta y verdura fresca, granos enteros y proteínas magras.

Un desayuno excelente es un bol de avena acompañado de algunas bayas, como arándanos o frambuesas. A la hora de picotear, cambia la bollería industrial y las patatas fritas por una pieza de fruta o snacks de verdura.

Lo que NO debes comer

Las comidas procesadas provocan la acumulación de grasa en el vientre, por lo que, si persigues un vientre plano, tienes que decir rotundamente “no” al azúcar (lo aconsejable es sustituirla por estevia), los refrescos, las grasas químicamente alteradas y los alimentos fritos, envasados o conservados.

Evita –o al menos, intenta reducir– la ingesta de hamburguesas, pizzas, perritos calientes, sodas, embutidos, galletas, dulces, patatas fritas, etc. Ten en cuenta que, además de engordar, los alimentos procesados perjudican la salud, ya que son ricos en sodio, azúcares y grasa, mientras que su contenido en vitaminas, minerales y fibra (nutrientes esenciales para que el cuerpo desarrolle sus funciones con normalidad) es realmente pobre. Por lo que todo el mundo, tenga o no grasa abdominal, debería consumirlos con extremo cuidado.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *