La importancia de consultar al médico antes de iniciar una dieta

Hacer dieta saludable

Somos lo que comemos es la frase que mejor define y resume la importancia de llevar una dieta balanceada con la que mantenerse saludable. Muchos son los que emprenden por su cuenta un régimen de comidas, principalmente con el objetivo de perder peso, en lugar de ganar en salud. El resultado suele ser bastante deficiente si no se consulta con un profesional de la medicina que oriente sobre los alimentos que no deben faltar y aquellos otros que es necesario eliminar o reducir en la ingesta habitual.

El control de peso preocupa mucho a la población, pero suele estar más relacionado con cuestiones estéticas que con mantener un buen estado de salud. No son pocos los que comienzan dietas milagros con el objetivo de perder esos kilos de más antes de llegar a una boda, o a cualquier otro evento. Del mismo modo, se pretende adelgazar rápidamente en la popularmente conocida como operación bikini para llegar al verano con el cuerpo deseado y lucir palmito. En este sentido, las dietas que se siguen son muy agresivas, con resultados que no se pueden mantener en el tiempo, por dañar notablemente el organismo.

Pedir asesoramiento al médico

El mayor problema de estos regímenes de comida es que suelen hacer bastantes estragos en la salud. En ocasiones se consigue el objetivo, aunque a un precio demasiado alto. En otras, después de las restricciones vienen atracones que echan a perder todos los esfuerzos anteriores.

Por este motivo, lo primero es saber que para perder peso y mantener una buena salud se debe acometer cualquier acción con la suficiente calma. Y es que se trata de una carrera de fondo, no de velocidad. Se deben seguir, por tanto, unas pautas alimenticias correctas para no volver retroceder en los objetivos alcanzados y llevarse la salud por delante. En segundo lugar, lo más recomendable es acudir a un profesional de la salud para que haga un estudio de la situación, del estado físico de la persona y recomiende el plan de comidas más beneficioso.

Atendiendo a la baja calidad que está alcanzando la seguridad social, no por falta de capacitación de los profesionales, sino por saturación, se hace necesario muchas veces recurrir al sector privado. En este sentido, un comparador seguros medicos, como el que ofrece Doctor i, es de suma utilidad. Con esta página se pueden comparar las diferentes pólizas que ofrecen las compañías para elegir la más adecuada a las necesidades particulares de cada usuario, incluyendo al doctor que lleve a cabo un plan de dieta apropiado.

Consultar medico para dieta

La dieta mediterránea, avalada por la UNESCO y la OMS

Aunque como se ha comentado con anterioridad, para perder peso el mejor consejo es ponerse en manos de profesionales, hay dietas que son altamente recomendables seguir en cualquier momento de la vida para mantenerse sanos. En este caso, una de las más recomendables y que está considerada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO es la dieta mediterránea.

Así mismo, tal y como afirma la misma Organización Mundial de la Salud, la dieta mediterránea es el prototipo ideal de dieta saludable y equilibrada. Unida a una actividad física regular y la abstinencia de tabaco y alcohol, es la combinación perfecta para la prevención de las enfermedades crónicas no transmisibles.

¿Qué es la dieta mediterránea?

La dieta mediterránea es una forma de alimentación que tiene su origen en la cocina tradicional de Grecia, Italia y otros países que bordean el mar Mediterráneo, como España.

En ella abundan los alimentos de origen vegetal, como las verduras y las frutas, los cereales integrales, las legumbres, los frutos secos y semillas, así como las hierbas y las especias En cuanto a la grasa empleada para cocinar o aliñar los alimentos en crudo, el aceite de oliva es el utilizado.

Otros alimentos que se incluyen, pero con moderación, son el pescado, los lácteos, los mariscos y la carne de aves. En cambio, la carne roja y los dulces se restringe solo a ocasiones especiales.

En cuanto al vino, que suele asociarse con la dieta mediterránea, si se incluye hay que tomarlo con moderación. Si bien es cierto que hay estudios que asocian su consumo con un menor riesgo de padecer enfermedades cardíacas, tiene otros riesgos para la salud. En cualquier caso, siempre será recomendable no sobrepasar dos copas al día acompañando las comidas.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.