¿Por qué es importante dormir la siesta?

¿Todavía no duermes la siesta de manera regular? Cada vez son más las investigaciones que la señalan como uno de los secretos de una vida más larga y saludable.

Las siguientes son las ventajas más importantes de dormir la siesta o como la llaman los ingleses, napping.

La mayoría no duerme lo suficiente por la noche

A pesar de que necesitamos entre siete y nueve horas de sueño, la mayoría de personas no superan las seis. El daño que causan sobre el organismo las horas de sueño perdidas es irreparable, pero se puede aliviar un poco durmiendo una siesta. No te hace estar tan vital como si hubieras descansado ocho o nueve horas por la noche, pero al menos ayuda a estar más centrado por la tarde, que ya es mucho. Además, previene los antojos de azúcar que tienden a aparecer cuando no se ha dormido lo suficiente por la noche.

Mejoran la función cerebral

Da igual si es corta o larga, la siesta mejora siempre la función cerebral. Entre 5 y 10 minutos es suficiente para notar una mejoría en el estado de alerta y la capacidad mental. Si duermes 20 minutos, sumarás mayores niveles de energía a los beneficios. Y si alcanzas la hora de sueño no sólo mejorarás tu función cerebral, sino que lograrás aumentarla exponencialmente, impulsando tu memoria a corto plazo.

Fortalecen el corazón

Un estudio descubrió que las personas, especialmente las mujeres, que duermen la siesta al menos tres veces por semana reducen el riesgo de muerte por fallo coronario en más de un 30 por ciento. La duración de la siesta en dicha investigación era de 30 minutos, por lo que esa cantidad de tiempo parece una de las más aconsejables. Sin embargo, lo ideal es que cada uno determine qué duración le ayuda a funcionar mejor a todos los niveles durante el resto del día. Este es uno de los aspectos en los que no conviene generalizar, pues cada personas responde de una manera a cada tipo de siesta.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *