Fruta entera v smoothies – ¿Qué es más saludable?

Comerse la fruta entera te proporciona acceso a la mayor parte de los beneficios potenciales de este grupo alimentario. Repleta de fibra, antioxidantes y otros nutrientes esenciales, puede ayudar a prevenir las enfermedades del corazón, los derrames cerebrales y ciertos tipos de cáncer.

Los smoothies pueden ser saludables si no van cargados de azúcar añadido. Sin embargo, hay que tener en cuenta que aportan menos fibra que la fruta entera, ya que se pierde una parte durante la mezcla.

Asimismo, dado que los líquidos sacian menos el apetito y son más fáciles de ingerir que los sólidos, los smoothies suelen ir asociados a un número mayor de calorías que una e incluso dos piezas de fruta entera.

Comer ciertas frutas enteras puede reducir significativamente el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. La ingesta regular de arándanos, uvas, ciruelas pasas, manzanas y persas ha dado indicios en investigaciones de reducir en un 23 por ciento las probabilidades de contraer esta enfermedad.

En cambio, beber zumo de fruta envasado todos los días tiene justo el efecto contrario. Al igual que los refrescos azucarados, los zumos industriales aumentan el riesgo de diabetes en un 21 por ciento. Una de las razones principales son los picos de azúcar en la sangre que los azúcares concentrados de esta clase de bebidas pueden causar.

Aunque todavía no está claro qué nutrientes de la fruta entera son los que ofrecen protección contra la diabetes, una cosa está clara: la mejor manera de comer fruta es en su estado natural. Eso incluye la cáscara o la piel si esta es comestible.

Los smoothies son una buena alternativa, pero bajo unas condiciones. Hay que combinarlos con fruta entera, no deben incluir azúcares añadidos (prepararlos uno mismo es lo más seguro) y hay que vigilar el número de calorías total para no ingerir más de las que podemos quemar.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *