Despeja tu nariz con estos sencillos trucos

Durante las épocas del año donde los cambios de temperatura son mayores y más bruscos es más común que cojamos algún que otro resfriado y nuestras fosas nasales se taponen. Es una molestia que se puede evitar si nos abrigamos bien y consumimos muchos alimentos ricos en vitaminas y nutrientes.

En el caso de que ya estés resfriado y con la nariz taponada te contaremos cuáles son los remedios y los trucos que puedes llevar a cabo para que puedas respirar con naturalidad.

Los resfriados nos dejan un malestar general que se va incrementando cuando tenemos la nariz taponada, no conseguimos el suficiente oxígeno y cuando intentamos respirar por la boca la calidad es peor y podemos padecer dolor de garganta.

Por ello, presta atención y cumple con algunos de los siguientes trucos para llevar mejor esta enfermedad vírica.

Trucos para despejar la nariz

  • Alimentos picantes: comer picante disuelve la mucosidad, por esta razón te ayudará a despejar la nariz en cuestión de minutos. Su duración no es muy larga pero puede ser de gran ayuda en momentos puntuales.
  • Masajear la sien: en esta zona se puede acumular gran cantidad de mocos que obstaculizan la entrada de oxígeno. Ayúdate de los dedos índice y corazón y colócalos en la sien a cada lado y haz movimientos circulares. Después prosigue por las zonas más cercanas a la nariz.
  • Debes controlar la respiración: respira hondo y tapa la nariz con los dedos. A continuación, intenta expulsar ese aire por la nariz mientras caminas. Notarás como habrás conseguido despejar tu nariz durante unos instantes.
  • Solución salina: siempre ha sido una solución sencilla y muy eficaz, usa una jeringa para verter el líquido en las fosas nasales, funciona como disolvente y te ayudará a despejar tu nariz taponada inmediatamente.
  • Consumir menta: la menta se ha usado desde siempre para combatir los molestos catarros  ya que contiene ácido acético y ácido ascóbico. Estas sustancias despejan la mucosidad, por esta razón se utiliza en inhaladores y en ungüentos archiconocidos.
  • Duchas calientes: el vapor de agua puede ayudarte a eliminar esa mucosidad acumulada en tu nariz, disolverá los mocos y podrás expulsarlos sin dificultad. 

Todos estos consejos son rápidos, sencillos y pueden realizarlos todos los miembros de la familia, desde los más pequeños hasta los más mayores. En muchas ocasiones cuando nos encontramos mal, con un resfriado a cuestas son esos síntomas los que más nos molestan, por ello, toma buena nota y no dudes en ponerlos en marcha.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *