Cuidado con el sol si tomas los siguientes medicamentos

Cuando el sol aprieta tenemos que poner mayor atención para proteger nuestra piel de los rayos del sol, cuando tomamos medicamentos podemos sin querer dejar nuestra piel más expuesta, provocando daños inesperados. 

Los fármacos más comunes y algunos antibióticos nos provocan reacciones de fotosensibilidad. Tenemos que leer bien los prospectos ya que nos indicarán todas los posibles síntomas secundarios que podemos sufrir. A día de hoy, existen alrededor de 300 medicamentos que pueden producir fotosensibilidad, es decir, una reacción anormal de la piel cuando está expuesta al sol.

Fotosensibilidad

Hablamos de fotosensibilidad cuando los rayos ultravioletas combinados con los principios activos de los fármacos que unidos generan un daño sobre la piel y si no se tiene en cuenta puede ser perjudicial y provocar daños graves. Por lo que recomendamos tener en cuenta cuáles son aquellos medicamentos que pueden ser los culpables, entre los que se encuentran antihistamínicos, antihipertensivos, antiinflamatorios y antibióticos. 

La consecuencia directa sería una quemadura solar muy fuerte que suele desaparecer entre dos y siete días después de la suspensión del fármaco que ha causado la aparición de la quemadura. Sin embargo, existen casos que manchas o quemaduras trascienden hasta un mes, ya que se produce una marcada pigmentación de la piel. 

Prevenir la fotosensibilidad

Lo ideal es tomar precauciones desde el minuto uno, utilizar cremas solares con mayor factor de protección para evitar que lleguen los rayos a nuestra piel, tenemos que ser conscientes de repetir la aplicación del protector solar ya que no es válido sólo con ponérsela una vez.

Tenemos que ser inteligentes en las tomas, ya que si el medicamento en cuestión se debe consumir una vez al día, es preferible medicarse cuando caiga la noche y el sol no nos pueda molestar. Si a pesar de tomar estas dos medidas se aprecian manchas y quemaduras, se debe acudir al médico para que determine cuál puede ser la causa.

Medicamentos fotosensibles

  • Antifúngicos: ketoconazol, griseofluvina.
  • Antiacnéticos: ácido retinoico, isotretinoína.
  • Antibióticos: ácido nalidíxico sulfonamidas, trimetroprim, tetraciclinas.
  • Antiulcerantes: omeplazol, ranitidina.
  • Anticonceptivos: estradiol, levonorgestrel.
  • Ibuprofeno, diclofenaco, ketoprofeno, piroxicam.
  • Agentes cardiovasculares: captopril, diuréticos, amiodarona.

Los perfumes también son fotosensibles, pueden hacer que nos quememos al sol, además, como se aplican en la zona del cuello, es muy difícil quemarse sin darnos cuenta. Por otro lado, los aceites esenciales pueden provocar también reacciones de fotosensibilidad.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *