Copos de avena tradicionales o granos de avena cortados, ¿cuáles elegir?

Granos de avena cortados

Todo el mundo habla maravillas de la avena, pero debido a que existen diferentes tipos, las personas que se están iniciando pueden terminar bastante confundidas en el momento de echarla al carrito de la compra.

¿Copos de avena tradicionales o granos de avena cortados? Si no estás seguro de qué tipo de avena elegir, la siguiente explicación debería aclararte las cosas.

Copos de avena tradicionales

Para obtenerlos, los granos se cuecen al vapor y después se pasan por rodillos (de ahí que su nombre en inglés sea rolled oats), otorgándoles su característica forma aplastada y ovalada. Necesitan más cocción que las variedades rápidas, pero menos que los granos de avena cortados. Habitualmente se utilizan para desayunar, granolas, barras y panes.

Granos de avena cortados

También se llama avena irlandesa o steel-cut oats (cortado al acero), ya que su proceso de obtención utiliza el corte en lugar del aplastamiento. Eso le da un aspecto parecido al arroz picado. Se tarda más tiempo en cocinarlos que los copos, aunque para muchas personas el esfuerzo merece la pena. Son ideales para desayunos tipo purridge.

Comparación

Nutricionalmente hablando, las diferencias son mínimas. Aportan casi la misma cantidad de calorías, fibra, proteínas y calcio. En igualdad de condiciones, hay que decantarse por lo que esté menos procesado, y en este caso son los granos de avena cortados. Debido a ello tienen la menor carga glucémica de las tres opciones para el desayuno, siendo los copos la segunda mejor opción y la avena rápida en último lugar. Los alimentos con un bajo IG retrasan la velocidad de absorción de la glucosa, haciéndonos sentir llenos por más tiempo. Además de notarse en los niveles de energía, también ayuda a perder peso.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *