Cuáles son los aminoácidos esenciales

  

En primer lugar, tenemos que diferenciar que existen dos tipos de aminoácidos, los esenciales y los no esenciales. Los aminoácidos son las unidades químicas o los bloques de construcción que crean las proteínas.

Los aminoácidos construyen nuestros músculos, tendones, órganos, glándulas, nuestro cabello o las uñas.

Los aminoácidos esenciales son aquellos que conseguimos a través de los alimentos, mientras que los aminoácidos que puede fabricar nuestro organismo a partir de otras fuentes se denominan los aminoácidos no esenciales.

Nosotros nos enfocaremos en los aminoácidos esenciales, los que tenemos que conseguir a través de la alimentación, porque una dieta pobre puede provocarnos malestar y dolencias.

A continuación observaremos cuáles son los más importantes para estar saludables.

Aminoácidos esenciales

Son aquellos que no pueden ser sintetizados en el organismo, para obtenerlos adecuadamente es necesario tomar alimentos ricos en proteínas que los contengan en cantidades suficientes. Nuestro cuerpo descompone esas proteínas para obtener los aminoácidos y así formar nuevas proteínas.

Histidina

Lo podemos encontrar en la hemoglobina y sirve para tratar la artritis, alergias, úlceras o la anemia. Esencial para reparar y construir nuevos tejidos.

Es importante para mantener en buen estado las células nerviosas, necesario para la producción de glóbulos rojos y blancos, protege al organismo de los daños por radiación, reduce la presión arterial y ayuda a eliminar los metales pesados del cuerpo.

Alimentos donde encontrarlo: Pescado, carne, huevos, lácteos, legumbres, cereales integrales, frutos secos y semillas. 

Leucina

Promueve la cicatrización del tejido muscular, la piel y los huesos. Es recomendable para todas aquellas personas que se recuperan de una cirugía. Este aminoácido reduce los niveles de azúcar en sangre y aumenta la producción de la hormona del crecimiento.

Alimentos: Huevos, pescado, carne, lácteos, legumbres, semillas, frutos secos y cereales integrales. 

Isoleucina

Esta sustancia es necesaria para crear la hemoglobina, regula la cantidad de azúcar y los niveles de energía. Es muy valioso para los deportistas porque ayuda a la reparación muscular de tejido muscular, piel y huesos. Si este aminoácido es deficiente en el organismo, puede provocar trastornos mentales y físicos.

Alimentos donde conseguirlo: Huevos, pescado, lácteos, legumbres, carne, cereales integrales, semillas, frutos secos.

Lisina

Este aminoácido garantiza la absorción adecuada del calcio y se preocupa por mantener un equilibrio del nitrógeno en adultos. Favorece además la creación de colágeno que es imprescindible para mantener el cartílago y el tejido conectivo correctos.

Tiene la capacidad de luchar contra los brotes de herpes labial y reduce los triglicéridos elevados.

Alimentos para conseguir lisina: Carnes rojas, bacalao, pescado azul, alcaravea, amaranto, berro, espárragos, espinacas, leches y derivados, especialmente el queso parmesano.

Metionina

Un antioxidante potente que nos aporta gran cantidad de azufre, evita trastornos en el cabello, piel y uñas. Ayuda a la descomposición de las grasas, prohibe que se acumulen en el hígado y las arterias, desintoxica los agentes nocivos como el plomo y otros metales pesados.

Además, ayuda a disminuir la debilidad muscular, previene la caída del pelo y protege de las radiaciones. Ideal para las mujeres que toman anticonceptivos ya que genera la producción de estrógenos.

Alimentos: Huevos, pescado, lácteos, derivados, legumbres, semillas, frutos secos y semillas.

Fenilalanina

Eleva el estado de ánimo y disminuye el dolor, ayuda a la memoria y al aprendizaje, se utiliza para tratar la artritis, la depresión, calambres musculares, las jaquecas, obesidad, esquizofrenia o la enfermedad de Parkinson.

Puedes aumentar este aminoácido si tomas: leche y sus derivados, huevo, pollo, salmón, sardinas, patata o soja. 

Treonina

Este aminoácido ayuda a mantener una cantidad adecuada de proteínas en el cuerpo, importante para la producción de colágeno, elastina o el esmalte de los dientes. Previene que la grasa se acumule en el hígado, su metabolismo y ayuda a su asimilación.

Podemos obtenerlo de las carnes, sus vísceras, lácteos y huevos, legumbres, vegetales y cereales.

Triptofano

Es un relajante natural, alivia el insomnio, reduce la ansiedad y la depresión. Te llena de energía y estabiliza tu estado de ánimo. Cuida las crisis de migraña y ayuda al sistema inmunológico. Controla el peso ya que hace que te reduzca el apetito, aumenta la liberación de hormonas del crecimiento y controla la hiperactividad en los niños.

Alimentos: donde más lo podemos conseguir es a través del jamón, los huevos, el queso parmesano, almendras o las anchoas saladas.

Valina

Es necesario para el buen funcionamiento del metabolismo muscular y la coordinación, repara los tejidos y mantiene unos buenos niveles de nitrógeno en el cuerpo. Se utiliza para tratar las enfermedades del hígado y la vesícula biliar, ideal para los que realizan deporte ya que aporta energía al tejido muscular.

Alimentos: Huevos, pescado, lácteos y todos sus derivados, cereales integrales, semillas legumbres y frutos secos.

Alimentos donde encontrar los aminoácidos esenciales

  • Alimentos de origen animal: Huevos, pescado, carne, leche y sus derivados. 
  • Alimentos de origen vegetal: Legumbres, cereales, verduras, hortalizas, semillas y frutos secos.

Los aminoácidos aportan muchas virtudes a nuestro organismo. Para estar saludables tenemos que mantener una dieta sana pero equilibrada, rica en verduras y frutas frescas. No hay que olvidar la parte de las proteínas animales como son la carne o los pescados.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *