Alimentos que se pueden congelar y quizá no lo sabías

Quizá pienses que muchos alimentos no se pueden congelar porque podrías romper todas sus cualidades y propiedades, sin embargo, existen algunos que transformándolos o cocinándolos podrás guardarlos sin problemas en tu congelador.

Es posible que congelando algunos alimentos cambie su textura o un poco su sabor, sin embargo, la congelación es uno de los mejores inventos para conservar los alimentos que se van a echar a perder.

El desperdiciar alimentos es uno de los problemas que persisten en el mundo, se estima que entre el 30 y el 40% de los alimentos destinados al consumo humano se tira. Por ello, las neveras y congeladores son muy necesarios para su conservación, para estirar su vida útil.

Es cierto que hay comidas que no se pueden congelar, por ejemplo un huevo de gallina crudo, o un tomate, sin embargo, si estos se modifican o se cocinan pueden congelarse sin problemas. A continuación os damos un listado de alimentos que sí que se pueden congelar y quizá no lo tenías en cuenta.

Alimentos que sí se pueden congelar

  • Plátanos: los plátanos muy maduros empiezan a tomar un color marrón, se pueden congelar sin pelarlos para después utilizarlos en recetas dulces. Antes de que lleguen a descomponerse congélalos para aprovecharlos en un futuro.
  • Aguacates: los aguacates una vez abiertos se oxidan con facilidad, para aprovechar su pulpa si no lo consumes entero puedes añadirle jugo de limón y enciérralo en un recipiente hermético, podrá aguantar dos días en el refrigerador.
  • Café: puedes almacenar el resto de café en una cubitera y utilizarlo en varias recetas o para preparar batidos. Por otro lado, también lo puedes utilizar como tratamiento para las arrugas o celulitis.
  • Hierbas aromáticas: tanto el cilantro, la albahaca, el perejil pueden congelarse sin problemas. Puedes cortarlas y guardarlas en recipientes en el congelador, las podrás añadir a tus recetas y quedarán como si fuera frescas. Utiliza este método antes de echar a perder las hierbas.
  • Uvas: esta fruta se descompone fácilmente cuando alcanzan un cierto grado de maduración. Se pueden congelar para disfrutarlo más adelante en jugos, bizcochos o cócteles.
  • Tomates: Puedes triturarlos y congelarlos para en un futuro utilizarlos en guisos o salsas.
  • Quesos: a pesar de no estar recomendado que se congelen los quesos, muchos alimentos ricos en grasa, nata y agua pueden almacenarse por más tiempo. La cuestión es saber elegir qué tipo de queso, no se deben congelar los frescos, los tipo ricotta o el requesón. Los quesos maduros o curados soportan mejor los cambios de temperatura.
  • Margarina o mantequilla: tanto la margarina o la mantequilla se puede congelar sin problemas, siempre y cuando estén en buen estado.

Estos son algunos de los alimentos que se pueden congelar sin problemas, aunque es esencial saber que son alimentos susceptibles a ciertos patógenos, por lo que tienen que refrigerarse o congelarse en recipientes herméticos y separados de otras comidas para evitar contaminación.

Utiliza este método siempre que lo veas necesario para alargar la vida de los alimentos. 

 


Sé el primero en comentar