Usos y propiedades del yogur

El yogur puede ser muy útil para consumir en cualquier momento y de la manera que más nos guste, se puede introducir en multitud de recetas, como postre o en un plato principal. Como sustituto de la mayonesa o como aderezo.

Propiedades y usos del yogur

El yogur proviene de de la fermentación de la leche, pero se podría afirmar que las propiedades del yogur son mayores porque las personas intolerantes a la lactosa sí que pueden comer yogures sin tantas complicaciones estomacales, porque el yogur es muy buen digestivo.

Dentro del yogur hay más de 100 millones de bacterias vivas con muchas vitaminas del grupo B pensadas para combatir con todos los virus e infecciones.

Además, el yogur estabiliza la flora del intestino y los microorganismos del sistema digestivo, porque sus bacterias convierten la lactosa, es decir, el azúcar de la leche en ácido láctico, el que imposibilita el desarrollo de bacterias dañinas en el intestino provenientes de la descomposición de los alimentos.

Si tomamos yogur ayudaremos a que los nutrientes se asimilen mejor, la absorción de grasas y combatir los posibles episodios de estreñimiento o diarreas. Disminuye el colesterol y reduce los efectos secundarios de los antibióticos.

Además, contiene magnesio, fósforo y magnesio, unos minerales indispensables para mantener una buena fortalece de nuestro huesos.

Mejora nuestro cutis, se utiliza como ingrediente principal en diversas cremas y mascarillas naturales que se pueden aplicar a todo tipo de pieles, especialmente a las más secas. Además, el ácido láctico le otorga poderes exfoliantes perfectos para eliminar las células muertas de nuestra piel.

Es un alimento que no puede faltar en nuestra dieta, se incluye tanto en dietas para perder peso como para ganarlo, aconsejamos comprar el yogur natural, no edulcorado ni azucarado, al igual que hay que evitar las versiones light porque para que su sabor sea rico y sabroso añaden más azúcar para suplir esa falta de grasa.

Podemos realizar alimentos ricos para acompañar cualquier plato, ya sea una salsa a base de pepino, ajo y pimienta como es el Tzaiziki o añadirlo a cualquier salsa de champiñones o crear un aliño delicioso para una ensalada. Tan sólo debemos dejar volar nuestra imaginación.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *