Vino tinto contra las enfermedades reumatoides

vino-tinto

Una de las enfermedades crónicas y dolorosas más extendidas en el mundo son las del tipo reumatoide, como la artritis y la osteoartritis a la que se suma el desgaste de las articulaciones, manifestándose principalmente en la población de adultos mayores, puede encontrar alivio en las propiedades antiinflamatorias naturales del vino tinto.

La artritis reumatoide es un trastorno del sistema inmunológico, en cambio la artritis gotosa se produce en conjunción con la gota y la artritis psoriásica, pero cuando se trata de establecer relación entre el vino y la artritis, ésta hace referencia puntualmente a la artritis reumatoide.

La artritis reumatoide se manifiesta cuando su sistema inmune ataca el revestimiento de las membranas que rodean las articulaciones (la membrana sinovial), con el tiempo esta membrana se vuelve más gruesa, pudiendo destruir el cartílago y el hueso dentro de la articulación, situación que es más probable en las mujeres cuyas edades oscilan entre el 40 y 60 años.

Una investigación publicada en la revista “Reumatología” encontró que las personas con artritis reumatoide que tomaban vino eran propensos a tener menos enfermedades y menos síntomas, como menor dolor, en comparación con aquellos que no bebían. Además, las personas que no bebían tenían cuatro veces más probabilidades de desarrollar artritis reumatoide y además los investigadores observaron que la cantidad real de vino consumida parece menos importante que la regularidad con que los pacientes bebían vino.

Para tener en cuenta; otras condiciones médicas como el síndrome del túnel carpiano, la osteoporosis, problemas del corazón y la enfermedad pulmonar a menudo se producen en personas que padecen artritis reumatoide.

Fuente: health and food

Foto: MF


Escribe un comentario