Usos del clavo de olor

El clavo de olor es un condimento ideal para otorgarle un toque especial a todas tus recetas. Sin embargo, es muy bueno como anestésico, es útil para aliviar los dolores de muelas o reducir la inflamación de encías.

Se utiliza en recetas tanto saladas como dulces y se ha hecho popular en varias regiones del mundo. Ofrece además de los usos de cocina, ventajas curativas por ser analgésico y antiséptico.

 Propiedades del clavo de olor

  • Analgésico
  • Antibacterial
  • Anestésico
  • Estimulante
  • Antiespasmódico

Se compone de eugenol, un componente que impide que la sangre coagule, por lo que se convierte en ideal para los que sufren de enfermedades cardiovasculares para evitar dolencias de este tipo. Se utiliza para tratamientos odontológicos.

Ayuda a reducir el nivel de azúcar en sangre por tener flavonoides, es un buen antiinflamatorio y antibiótico. En cuánto a sus valores nutricionales, ofrece vitamina K, magnesio, calcio, potasio, ácidos omega 3 y manganeso.

Usos del clavo de olor

El clavo de olor nos puede ayudar en una serie de afecciones e infecciones muy comunes:

  • Alivia la diarrea
  • Estimula la circulación
  • Evita los pies fríos
  • Alivia el dolor de cabeza
  • Cura las infecciones intestinales, como son la malaria, tuberculosis, cólera
  • Reduce el pie de atleta
  • Hongos en los pies

 

 

Cómo convertir el clavo de olor

Para sacar todos sus beneficios podemos convertir el clavo de olor en polvo y mezclarlo con miel, será muy bueno para las náuseas y la hinchazón estomacal.

Se puede realizar infusiones de clavo de olor hirviendo 3 clavos de una taza. Dejaremos reposar 10 minutos y lo endulzaremos con miel, es ideal para evitar los gases.

Para los que sufren jaquecas podemos hacer una mezcla de sal, agua y polvo de clavo de olor para masajear la frente.

Podemos encontrar un aceite de clavo de olor, ideal para masajear el abdomen cuando se está embarazada para controlar las contracciones del parto.

 


Escribe un comentario