Trucos para reducir la tensión arterial mediante la alimentación

Nueces

La hipertensión es una de las enfermedades más comunes, sobre todo entre las personas mayores de 60 años. Por suerte, llevar unos hábitos de vida saludable puede ayudar en muchos casos a reducir la presión sanguínea. Practicar ejercicio de manera regular es fundamental, así como seguir una dieta sana y equilibrada en la que no falten alimentos que reducen la tensión arterial de manera natural.

Remolacha: La remolacha ha ofrecido unos resultados asombrosos en estudios recientes, estabilizando la tensión arterial de personas con hipertensión durante las 24 horas posteriores a su ingesta. El secreto podría estar en la riqueza en nitratos de la remolacha, que ensancharía los vasos sanguíneos ayudando al flujo de la sangre. A la hora de tomarla, tenemos muchas opciones, la podemos convertir en zumo, asarla o añadirla a nuestras ensaladas.

Nueces: Y si la remolacha actúa a corto plazo, las nueces lo hacen a través de los meses. En un estudio se incluyó media taza de nueces en el menú diario de un grupo de adultos, y al cabo de cuatro meses todos presentaban una tensión arterial más baja, además de una mejor circulación sanguínea y una cintura más estrecha. Sus armas para combatir la hipertensión y la obesidad son sus grasas saludables, el magnesio y la fibra.

Hacerse vegetariano: Este último consejo lo reservamos no para un alimento, sino para un hábito alimentario… para algunos una filosofía. Hablamos del vegetarianismo. Y es que es un hecho que las personas que no comen carne tienen la tensión arterial más baja que los omnívoros. Así lo relejan numerosos estudios.


Escribe un comentario