Remedios caseros para reafirmar la piel

CuidadosdelaPiel

El inevitable paso del tiempo tiene efectos negativos sobre el aspecto de la piel, haciendo que pierda progresivamente su suavidad y su elasticidad natural. Para evitarlo, la alimentación tiene un papel fundamental. En efecto, lo que se come se refleja directamente sobre la piel y determina su estado. Pero además de la alimentación, es posible favorecer la juventud utilizando ciertos productos naturales.

Masajes para reafirmar la piel

Primer remedio casero para reafirmar la piel de las zonas más relajadas: conviene realizar masajes por ejemplo después de la ducha. Los masajes con movimientos circulares permiten reactivar el flujo sanguíneo favoreciendo la renovación de las células, y por consiguiente una piel más firme. Se aplica una crema reafirmante y los resultados serán todavía más rápidos.

Exfoliación natural para reafirmar la piel

¿Sabéis que las exfoliaciones, además de eliminar las pieles muertas, son buenas para reafirmar la piel? La exfoliación estimula la circulación de la sangre mientras que la piel absorbe los nutrientes necesarios para su hidratación. Todo esto hace que la piel esté más elástica y firme.

Tónico a base de melón y manzana

El melón y la manzana contienen nutrientes esenciales para el cuidado de la piel. El melón es rico en antioxidantes, previniendo así el envejecimiento prematuro, y por su lado la manzana contiene ácido málico y ácido tártrico, que favorecen la eliminación natural de las células muertas de la piel. Su combinación es ideal para reafirmar la piel.

Aconsejamos la preparación de una mascarilla tonificante para el rostro a base de estos ingredientes. Basta con mezclar trozos de melón con una manzana y aplicar la mezcla resultante sobre el rostro.

Crema de clara de huevo para de firmar la piel

Otro remedio casero conocido por reafirmar la piel del rostro es la crema natural a base de clara de huevo. Se trata de un ingrediente que mejora la elasticidad de la piel y produce un efecto lifting natural. Además, unifica la tez y ayuda a cerrar los poros. Para preparar esta crema basta con batir una clara de huevo hasta que adquiera una consistencia espumosa, y luego se extiende sobre el rostro. Se enjuaga con agua templada cuando la piel la haya absorbido completamente.


Escribe un comentario