Qué se debe comer a partir de los 40 años

mujer

Comer sano implica lo mismo para todas las edades: apostar por la fruta, la verdura, los granos enteros y las proteínas magras por encima del resto de alimentos. Sin embargo, si bien podemos combinarlos a nuestro antojo durante la veintena y la treintena, cuando se alcanzan los 40 años se producen cambios que hacen necesario una dieta más estricta.

40-50 años

A partir de los 40 años se suelen producir cambios hormonales, así como una ralentización del metabolismo que vuelve a las personas más proclives al aumento de peso. Así que las personas en este grupo de edad deben comer mucha fruta y verdura, que está repleta de fibra y nutrientes y, además, contiene pocas calorías.

Tampoco hay que olvidar que son una gran fuente de antioxidantes, los cuales previenen el daño celular que causa muchas enfermedades, incluyendo el cáncer. Cuando se alcanza la cuarentena hay que ver el cuerpo como una hucha en la que cada pieza de fruta y verdura se convierten en una moneda que se va sumando a las demás de cara a gozar de una mejor calidad de vida durante la vejez.

60+

A partir de los 60 años, hay que continuar con la ingesta regular de fruta y verdura, pero también hay que introducir alimentos que ayuden a retrasar la pérdida ósea y muscular y mantengan los niveles de energía altos. La proteína magra (pescado, alubias, soja…) ayuda a reforzar ambos frentes. Asimismo es importante asegurarse de recibir el suficiente calcio, vitamina D, H2O y mantenerse activo.


Escribe un comentario