Cómo preparar un refrescante y nutritivo gazpacho de sandía

Gazpacho de sandía

El gazpacho de sandía es un primer plato ideal para los meses cálidos gracias al toque refrescante que le aporta esta dulce e hidratante fruta que llega a las tiendas con el aumento de las temperaturas.

Además, hay que recordar que es altamente nutritivo. Sus ingredientes aportan numerosas vitaminas y minerales, así como fibra y antioxidantes. La siguiente receta te enseña a preparar esta deliciosa sopa fría, la cual suele gustar bastante a los más pequeños, en menos de 10 minutos.

Ingredientes

600 gramos de tomates maduros
500 gramos de sandía (sin semillas y cortada en dados)
1/2 pepino pequeño (pelado y cortado en trozos grandes)
1 diente de ajo grande
1 cucharada de vinagre de vino blanco
1 cucharada de zumo de limón recién exprimido
40 gramos de pimiento verde
35 gramos de cebolla
1/2 cucharadita de sal
1/4 cucharadita de pimienta negra
1 cucharada de aceite de oliva
Albahaca recién arrancada para adornar

Preparación

Mezcla el tomate, los dados de sandía, los trozos de pepino, el ajo, el vinagre, el zumo de limón, el pimiento verde, la cebolla, la sal, el aceite de oliva y la pimienta negra en una licuadora.

Cuando la mezcla esté suave, sazona al gusto con sal y pimienta adicional. Tu gazpacho de sandía ya está listo, pero todavía queda una última cosa.

Cubre la jarra y deja que el gazpacho se enfríe en el frigorífico durante al menos 1 hora.

A la hora de servir, viértelo en cuencos o en vasos amplios y coloca encima un poco de albahaca fresca. Si quieres darle color y diversión para que sea más atractivo para los niños, puedes espolvorearle por encima pistachos picados.


Escribe un comentario