Prácticas diarias que pueden desencadenar los síntomas de la rinitis alérgica

Alergia

Inmersos ya en plena temporada de alergias, te contamos las prácticas diarias que pueden desencadenar los síntomas de la rinitis alérgica, para que esta primavera mantnegas a raya las sibilancias, los estornudos, la congestión nasal y la picazón.

El humo de los cigarillos, ya sea el de los nuestros propios o el de los demás, puede causar reacciones alérgicas. Lo que muchas personas no saben es que la nicotina residual que se adhiere a la ropa y las superficies interiores también está considerada como un alérgeno, según investigaciones realizadas por la prestigiosa Clínica Mayo. Si convives con fumadores, anímales a dejarlo o pídeles que no lo hagan en los lugares que utilizas tú.

Limpiar de manera incorrecta es otra de esas prácticas diarias que pueden desencadenar los síntomas de la rinitis alérgica. Ponte una máscara para llevar a cabo aquellas tareas domésticas que levanten polvo. A la hora quitar el polvo de las superficies, utiliza un paño húmedo (o una mopa húmeda en el caso del suelo). Por último, considera invertir en una aspiradora con filtro HEPA, que atrapa partículas como la caspa de las mascotas y los ácaros del polvo.

Almacenar ropa que no está totalmente seca proporciona un caldo de cultivo perfecto para la aparición del moho, siendo este uno de los principales desencadenantes de las alergias en los interiores. No importa cuanto tiempo tarde en secarse, siempre espera a que no haya el menor signo de humedad antes de almacenar tus toallas, camisetas, ropa interior, etc.

La acumulación de objetos, tanto en la oficina como en casa, puede causar reacciones alérgicas, razón por la que es importante poner orden en tus cosas e incluso plantearte una redecoración, manteniendo únicamente los elementos esenciales. Introduce el resto en cajas de plástico y vuélvelos a sacar, si lo deseas, cuando la primavera haya pasado.


Escribe un comentario