Posturas de yoga para relajarse en casa fácilmente

yoga

Uno de los muchos beneficios de la práctica habitual del yoga es la relajación. Tanto si estás familiarizado con esta disciplina como si no, merece la pena que pruebes estas posturas de yoga para relajarse en aquellos días en que sientas que el estrés está comenzando a hacerte mella mental o físicamente o ambas.

La primera postura se llama mariposa reclinada y está especialmente recomendada para aliviar los dolores de la menstruación. Para llevar a cabo esta postura, necesitrás una almohada. Ahora siéntate en el suelo, dobla las rodillas y junta los pies. A continuación, ve dejándote caer de espaldas hacia la almohada hasta que la cabeza, el cuello y la espalda descansen completamente sobre ella.

Manteniendo los pies juntos, permite que tus rodillas caigan hacia los lados todo lo que den de sí tus ingles. Los brazos los puedes mantener suavemente en el suelo con las palmas hacia arriba o colocar una mano sobre el vientre y la otra en el corazón. Aguanta la posición durante al menos cinco respiraciones para beneficiarte de su fuerza relajante y tranquilizadora.

La segunda postura se llama piernas estiradas en la pared. Es simple pero muy positiva para las personas con dolor de piernas, tobillos hinchados y espaldas rígidas, trastornos que suelen padecer aquellos que trabajan muchas horas sentados en un escritorio. Siéntate de lado a unos pocos centímetros de una pared lisa y a continuación pivota tus caderas 90 grados para que las piernas queden estiradas en la pared.

Permite que tus hombros y cabeza descansen suavemente sobre la colchoneta, relaja los brazos y cierra los ojos. Mantén las piernas contra la pared de manera firme, pero si sientes molestias en la parte baja de la espalda, sepárate un poco más. Haz bastantes respiraciones y verás como vas aliviando muchas tensiones mentales y físicas.


Escribe un comentario