Pequeños hábitos diarios que ayudan a combatir la depresión

Depresión

Hay tantos tipos de depresión como personas, aunque eso no quiere decir que no existan soluciones comunes a todas. Aquí encontrarás pequeños hábitos diarios que ayudan a combatir la depresión en la mayoría de los casos.

Establece objetivos alcanzables. Los grandes objetivos pueden terminar por abrumarte y agravar tu depresión. Comienza por tratarte mejor, tanto por dentro como fuera. Dúchate, arréglate, duerme siete horas, come alimentos nutritivos, practica ejercicio regularmente…

Haz cosas que te hagan disfrutar. A menudo, cuando una persona comienza a deprimirse, lo primero que desaparece de su rutia diaria son esas pequeñas actividades agradables, las cuales pueden influir enormemente en nuestro estado de ánimo.

Ríe. Según numerosos estudios la risa es una gran medicina tanto para superar enfermedades físicas como mentales. Nunca dejes pasar la ocasión de echar unas risas, ya sea contando un chiste, gastando una broma o recordando anécdotas divertidas con tus seres queridos.

Crea una rutina. Contar con una estructura sólida es bueno para superar la depresión, pues hace la vida predecible y ayuda a que todo tenga sentido. Las depresiones a menudo invalidan las rutinas anteriores. Ya no nos sentimos con fuerza para hacer lo que hacíamos antes. No pasa nada. Date prisa en comenzar una nueva, incluyendo cosas que sí te apetezca hacer, y no te la saltes bajo ningún concepto.

Sal al aire libre tanto como te sea posible. Los paisajes, aromas y sonidos de la naturaleza pueden hacer maravillas con nuestro espíritu, mejorando el estado de ánimo y aumentado los niveles de energía.

Aprende a manejar mejor el estrés. Dado que es una de las principales causas de la depresión, realizar respiraciones profundas, yoga o meditación te despejará mucho el camino de salida de esta enfermedad mental.

Socializa. La interacción social es algo muy importante para la mente y las personas deprimidas suelen abandonarla cuando esta enfermedad comienza a asomar la cabeza, a veces por completo. Mantén tus amistades y crea otras nuevas.


Escribe un comentario