Las maravillas del maíz

Maravillas del maíz

El maíz -también llamado millo o panocha– es originario de América, sin embargo en la actualidad es cultivado ampliamente en Europa y muy consumido en África (siendo el cultivo de mayor producción a nivel internacional).

Su uso culinario es abundante y muy diverso, pues puede utilizarse en ensaladas, en sopas y en diferentes platillos tradicionales. En Latinoamérica –y en particular en la gastronomía mexicana- funge como uno de los ingredientes principales de una gran variedad de comidas.

De igual forma la harina de maíz y el aceite de maíz son muy usados y los productos resultantes de la masa de maíz sustituyen en muchas ocasiones al pan de trigo; las tortillas forman asimismo parte de platillos como los tacos, las quesadillas y las enchiladas.

Alimentos comunes

Palomitas de maíz.- Aunque este alimento era típico de los nativos amerindios, desde 1947 se volvió muy común en las salas de cine –y aún hasta la fecha continúa esta práctica-.

Esquites.- Se encuentran elaborados con elotes, hervidos con epazote y sal, y servidos en vaso y con toda clase de condimentos (como limón, ají y mayonesa).

Bebidas.- Tanto el atole (fabricado con masa de maíz, agua o leche, endulzado y con condimentos) como la chicha (bebida fermentada a base de maíz), son bebidas muy comunes en países de Latinoamérica.

Propiedades

Esta planta es abundante  en sales como el potasio y flavonoides, confiriéndole propiedades diuréticas e hipotensoras. También presenta fermentos con acción hipoglucemiante y taninos que son astringentes –los cuales cicatrizan, desinflaman y detienen hemorragias-.

Como uso tópico puede ser un auxiliar en eczemas secos y en enfermedades como la ictiosis, la psoriasis e incluso en la sequedad cutánea y de la mucosa vaginal. Sin embargo se recomienda evitar su uso durante el embarazo y la lactancia.


Escribe un comentario