Las consecuencias de dormir demasiado

Hombre durmiendo

Para estar en forma, es necesario dormir. Ciertamente esto es verdad. Pero no demasiado, porque el exceso de sueño también podría ser peligroso para la salud. Para unos investigadores, un tiempo demasiado importante de sueño conlleva efectos nefastos para la salud. Hoy nos detenemos en este estudio que trastoca las ideas recibidas y que parece robarle el sitio al problema del tabaquismo, que normalmente presenta más de un 90% de riesgo de mortalidad.

La importancia del ciclo del sueño razonable

Ciertamente, el sueño tiene un efecto reparador sobre el organismo. En cualquier caso, durante el sueño, el organismo permanece inactivo. El estudio realizado sobre trabajos de investigadores australianos pone el acento en la combinación entre el tabaquismo, el consumo de alcohol, la tasa de actividad física, la falta o el exceso de sueño.

De esta forma, las personas que reunían exceso de sueño, ausencia de deporte y posición sentada, se veían sometidas a más riesgos que la población normal. Solamente, la posición sentada sobre un largo periodo de tiempo aumenta sensiblemente en un 15% el riesgo de mortalidad. Combinado con el exceso de sueño y la inactividad, multiplica por 4,23 el riesgo de mortalidad.

El exceso de sueño es por lo tanto nocivo, cuando va combinado con otros factores que desvelan una mala higiene de vida.

Las conclusiones del estudio

En realidad, este estudio pone el acento en una mala higiene de vida global. En efecto, un deportista que come de forma sana, no duerme más de 9 horas al día. Se trata de una conducta de vida global. Sin embargo, una persona poco deportiva y que se nutre de productos grasos tendrá tendencia a dormir mucho más.

Además, el exceso de sueño afecta sobre todo a las personas que no trabajan. Respetar los horarios de las oficinas implica generalmente dormir menos de 9 horas. En cualquier caso conviene prestar atención en vigilar el ritmo de vida. A veces levantarse tarde puede ser aconsejable, pero de forma global, poner el despertador el fin de semana a las 9 o a las 10 horas parece bastante saludable.


Escribe un comentario