La forma más sencilla de tomar cúrcuma

Cúrcuma

La cúrcuma es una especia con unas propiedades increíbles. Lo que sucede es que las personas a menudo no saben de qué forma incluirla en su dieta. En esta nota te mostramos una manera sencilla y deliciosa.

En una taza de leche de coco caliente, disuelve una cucharadita de cúrcuma en polvo. Añade un poco de pimienta negra. ¿Por qué? Para ayudar a tu cuerpo a sacar el máximo partido a todas las propiedades esta bebida, que se conoce como Golden Milk (Leche dorada).

Cremoso y picante, conseguirás dar un toque dulce a este remedio casero si le sumas un poco de canela o extracto de vainilla. También puedes tomarla tal cual y accederás igualmente a todos los beneficios de la cúrcuma.

Rica en electrolitos y amiga de las buenas digestiones, tu cuerpo se sentirá mejor con cada sorbo. Especialmente en esos días en que te sientes hinchado o con el ánimo por los suelos. El momento ideal para tomarla es antes de irse a la cama. Por la mañana, estarás como nuevo.

Los beneficios de la cúrcuma

Al ser antiinflamatoria, presenta potencial terapéutico contra numerosas enfermedades, incluyendo el cáncer y el Alzheimer. Su papel en la reducción de la inflamación también se nota en el alivio de los problemas digestivos, como los gases. Algunos estudios la señalan como un aliado en la pérdida de peso. Otras propiedades importantes que le atribuye la ciencia son las antidepresivas. En este aspecto, las investigaciones sugieren que su ingesta conduce a mejores estados de ánimo, menos estrés, mejor sueño y una mejor estado de la salud cerebral en general.


Escribe un comentario