La cúrcuma ideal para cuidar la piel

Curcuma

La cúrcuma es una especia muy utilizada en muchas cocinas de todo el mundo, en particular en la India, para la elaboración del célebre curry. Además del añadido de un color amarillo anaranjado a las comidas, así como un gusto muy particular, la cúrcuma aporta propiedades antibacterianas, antisépticas y antiinflamatorias.

Este ingrediente noble actúa no solamente en el organismo, pero existen también varias mascarillas que pueden mejorar el aspecto de la piel, rejuveneciéndola y dando mayor flexibilidad. Esta raíz se vende entera o en polvo. Si se ha comprado la raíz entera, conviene rayarla.

La cúrcuma y el cuidado de la piel

Con la cúrcuma se puede crear un exfoliante mezclado con leche y utilizarlo en la misma cantidad por cada ingrediente. Esta pasta se llama Haldi en India y forma parte de los cuidados de belleza tradicionales. Esta mascarilla tiene un papel muy importante con ocasión de las bodas. Se aplica a la vez sobre el cuerpo y el rostro en movimientos circulares antes de bañarse, y luego secarse. Conviene darse una ducha sin utilizar jabón, y enjuagarse justo con agua. La piel volverá a ser más elástica y recuperará su tono natural.

El uso continuo de Haldi podría reducir el crecimiento de los vellos del rostro. Sin embargo, el resultado no es inmediato, normalmente tarda varias semanas en hacer efecto, y en poder ver resultados eficaces.

Su propiedad antibacteriana hace de la cúrcuma un elemento ideal para el tratamiento de heridas, evitando las posibles infecciones. Bebiendo cúrcuma mezclada con zumo de naranja, se puede combatir la piel grasa. Igualmente, aplicada sobre el rostro y dejándola reposar 15 minutos, esta mezcla de cúrcuma y naranja ayuda a eliminar la piel grasa. Conviene usar después agua templada para retirarla.

Si se sufren problemas de pigmentación, se puede recurrir al Halda para mejorar la apariencia de la piel. Es normal que los talones sufran problemas de sequedad, y esto además puede afectar a otras partes del cuerpo, como los codos. Para ello conviene utilizar una mezcla de aceite de nuez de coco y de cúrcuma y aplicarla sobre la zona reseca, lo que suavizará la piel de forma inmediata.


Escribe un comentario