¿Es aconsejable entrenar cuando se tienen agujetas?

Agujetas

¿Te has preguntado alguna vez si es aconsejable entrenar cuando se tienen agujetas? Aquí respondemos a esta cuestión para que se sepas cómo actuar ante ellas.

Comencemos por aclarar que las agujetas son algo muy común, incluso para las personas que practican ejercicio regularmente. Se caracterizan por un dolor muscular que aparece uno o días después de un entrenamiento intenso. Es producido por microdesgarres musculares que, aunque suene peligroso, en realidad se trata de algo beneficioso, ya que es la forma que tiene el cuerpo de construir más fibra muscular y, por lo tanto, de hacernos más fuertes.

Cuando se tienen agujetas, se puede seguir entrenando, sólo que hay que trabajar las partes de tu cuerpo que no estén doloridas. Por ejemplo, si sientes dolor en las piernas debido a una larga caminata, centra el entrenamiento del día siguiente en los abdominales o los brazos. Alternar los entrenamientos permite ejercitarse de manera regular, trabajando unos grupos de músculos mientras otros descansan, así que es una forma excelente de no dejar que las agujetas te retrasen en tu tránsito hacia un cuerpo más en forma.

Otra solución se encuentra en las proteínas. Dado que los músculos están hechos de ellas, comer algún tipo de proteína justo después de hacer ejercicio acorta el tiempo que tardan los músculos en sanar. Consulta con tu entrenador qué bebidas de recuperación con proteínas son aconsejables para tus metas de cuerpo.

Asimismo, es importante aprender a diferenciar entre el dolor de las agujetas y el dolor de las lesiones. No siempre que sintamos molestias después de practicar un ejercicio nuevo será por culpa de las agujetas. Si el dolor es como una sensación de ardor que te impide moverte de manera normal, es posible que no se trate de unas simples agujetas, sino una lesión muscular que requiere de la búsqueda de ayuda profesional.


Escribe un comentario