El agua rica en calcio buena para los dientes, los huesos y el corazón

agua

Si hay algo que enseñamos a los hijos desde que son pequeños, es que deben tomar leche y otros productos lácteos puesto que es importante para crecer y tener una dentadura sana. Esto queda avalado además por la ciencia y los estudios propios sobre el calcio. De hecho, el calcio es uno de los minerales indispensables para el organismo. Su ausencia, o su déficit, compromete el correcto funcionamiento de importantes órganos estructurales y sistémicos, como el corazón.

En particular, las reservas de calcio en las mujeres constituyen uno de los depósitos que pueden agotarse en ciertas etapas de la vida, como la maternidad, el climaterio, la tercera edad, hasta el punto de ser necesaria la incorporación de suplementos orales que potencien el aporte dietético.

Pero hay una fuente adicional que no es despreciable de este mineral, y que es bastante desconocida, el agua. Según algunos estudios de biodisponibilidad, el calcio disuelto en el agua es absorbido también o incluso mejor que el de los productos lácteos, siempre que esté presente en las condiciones adecuadas.

Beneficios del agua rica en calcio

Las que llamamos aguas cálcicas tiene un aporte de calcio igual o superior a 150 miligramos por litro, y según los químicos, normalmente las sales de calcio van acompañadas de las de magnesio e integran lo que llamamos aguas duras.

Las aguas ricas en calcio se han empleado desde decenios atrás con el fin de controlar el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, y se aconseja en particular a las personas que sufren hipertensión, porque reducen significativamente los niveles de tensión sistólica.

Para aquellos que toman los consejos al pie de la letra, es importante que sepan que incluso si las aguas cálcicas favorecen el buen funcionamiento de ciertos órganos, son potencialmente peligrosas para aquellos que sufren o corren el riesgo de sufrir cálculos renales, porque aumentan el sedimento de sales en los riñones.


Escribe un comentario