Conserva en buen estado las frutas

frutas

Aunque ya estemos en otoño las frutas no deben de desaparecer de nuestra dieta en ninguna estación del año. Su conservación es muy importante y debemos ser cuidadosos para no desperdiciar comida.

Hay multitud de frutas en los mercados, varían en color, tamaño, sabor y propiedades nutricionales. No todas se conservan de la misma manera, por esta razón, os daremos ciertos trucos para mejorar su conservación. 

Hay que revisar periódicamente las frutas que tenemos en la nevera para tirar las que se estén en mal estado, porque una fruta en mal estado si toca a otra la puede empeorar en cuestión de horas.

Para que esto no ocurra compartiremos una serie de trucos y sencillos consejos para que vuestras frutas se mantengan en buen estado el mayor tiempo posible.

  • Hay que estar pendiente del almacenamiento. No todas las frutas necesitan un mismo almacenamiento, unas necesitan frío y otras pueden estar al aire libre sin problemas. La ventilación ayuda a evitar la acumulación de etileno, uno de los detonantes para la descomposición de las frutas.
  • Recipientes de mimbre. Este tipo de recipientes es ideal porque facilita la transpiración y una ventilación óptima. Es tan sencillo como colocar sobre este tipo de recipiente las frutas.
  • La nevera es ideal siempre que se quiera tener un mejor control sobre ellas, aunque debemos tener cuidado porque si una fruta pasa mucho tiempo encerrada en la nevera puede adquirir sabor y olor de los demás alimentos.
  • Si utilizas bolsas transparentes para separar las frutas es una gran idea siempre y cuando le realices ciertos agujeros para que transpire y no se descomponga con facilidad.
  • La congelación puede ser una buena solución si se ha comprado mucha fruta de temporada y quieres recuperarla en un futuro. Lo mejor es trocearla y congelarla. Podrás utilizarla más adelante para realizar batidos, mermeladas, pasteles, etc.
  • Comprar la cantidad justa. Hacer una lista de la compra razonable y con cabeza es la mejor solución para no tener problemas de almacenamiento con las frutas.

Por último, muchas personas creen que lavar las frutas antes de consumirlas y guardarlas para tomarlas al día siguiente por ejemplo es una buena acción, pero no es así. En cambio, la humedad del agua se queda depositada en las frutas y acelera su descomposición, pudriendo y poniendo en mal estado las frutas.


Categorías

Nutrición

Paü Heidemeyer

Comunicadora audiovisual que quiere continuar su carrera dentro de diferentes ámbitos. No todo es vídeo. Busco en la redacción mostrar a la gente... Ver perfil ›

Escribe un comentario