Consejos para conservar la vainilla en rama

vainilla

Conviene evitar conservar la vainilla en rama en un recipiente dotado de un tapón de corcho. Este permite el desarrollo de hongos sobre las ramas de vainilla. Veamos algunos consejos para conservar correctamente la vainilla. Es preferible conservar las ramas de vainilla al vacío y alejadas de la luz.

Lo ideal es utilizar una caja de hierro, de pequeño tamaño con el fin de limitar el contacto con el aire. Si tenéis varias ramas de vainilla, conviene unirlas con ayuda de un cordón de rafia, lo que permitirá conservar la humedad mucho más tiempo.

Un recipiente de cristal puede reemplazar muy bien a la caja de hierro, sin embargo, habrá que colocarla en un armario fuera de la luz. Conviene saber igualmente que para conservar la vainilla en rama se puede colocar en un envoltorio de plástico en el congelador. Sin embargo, esta técnica detiene el proceso de evolución de los aromas. Se pueden envolver las ramas de vainilla con papel de parafina antes de meterlas en la caja de hierro o en el frasco de cristal.

Esta técnica se utiliza por los productores de vainilla. Si no se puede conseguir un papel de parafina, se puede utilizar papel sulfurado o papel para horno, que se utiliza habitualmente para que los alimentos no se peguen durante la cocción.

Respetando estas consignas de conservación, las ramas de vainilla fresca pueden durar 8 meses sin perder su aroma. Conviene en cualquier caso no confundir los hongos con la cristalización. Los hongos es un signo de un defecto en la conservación, mientras que la cristalización, concretamente llamada escarcha, muestra una buena conservación y que se trata de un producto de buena calidad.


Categorías

Consejos

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario