Comer para desarrollar la masa muscular

bodybuilder

Como en casi todas las directrices dietéticas, hay que destacar que el desayuno es la comida más importante del día para desarrollar la masa muscular. Hay que tomar glúcidos, proteínas y grasas sanas. Se debe favorecer el pan integral, los cereales como los copos de avena, y la clara de huevo.

No debéis dejar que la mañana pase sin comer nada hasta el mediodía. De esta forma, 3 horas después del desayuno, conviene comer de nuevo. De forma ideal, para aumentar la masa muscular, hay que continuar comiendo proteínas, en polvo esta vez. Si preferís algo más natural, se puede reemplazar por queso bajo en grasas o por algunas lonchas de pechuga de pavo. La colación se puede completar con leche desnatada y algunas frutas.

Para la comida, se aconseja comer 3 horas antes de hacer ejercicio físico, para alcanzar el objetivo buscado y aumentar la masa muscular. Las proteínas deben formar parte de vuestro plato principal, combinadas con un poco de grasa y de frutas.

Se deben favorecer las carnes blancas y el pescado, la pasta, el arroz o la patata para los glúcidos, y las verduras verdes.

Después de haber hecho ejercicio, conviene preparar una colación de recuperación para restituir las pérdidas y compensar el ejercicio físico. De nuevo hay que contar con las proteínas en polvo, o su equivalente como la carne magra o el queso, acompañado de un zumo de vuestro gusto.

De momento ya se han tomado 4 comidas, y ahora llega el momento de la cena. Esta vez hay que cambiar las proteínas por nutrientes, y centrarse en la cantidad, para ello hay que tener cuenta del hecho de que es la última comida que se toma en el día antes de ir a la cama. Para cenar, se puede tomar pollo, acompañado de verduras y de un poco de arroz. Como postre, lo ideal es comer fruta.

Antes de ir a la cama no olvidéis de hacer una última colación. Su función es permitir al cuerpo construir la masa muscular. Los productos lácteos, como el yogur o el queso, bajo en grasa, son los mejores adaptados. Para compensar, se puede tomar un puñado de frutos secos. Las cantidades deben ser pequeñas, porque no se aconseja ir a la cama con el estómago demasiado lleno.


Escribe un comentario