Beneficios de controlar la ingesta de lácteos

Lacteos

¿Sabías que la ingesta de lácteos tiene un gran impacto sobre la salud de las personas? Estos son los beneficios que se suelen experimentar cuando se controla o se elimina por completo de la dieta:

Si a menudo te sientes pesado, fatigado, hinchado o apático, disminuir o eliminar los productos lácteos de tu dieta puede solucionar el problema. Muchas personas han recuperado su energía física y mental después de dejar de tomar leche.

El consumo de leche ha sido vinculado con el desarrollo de varios tipos de cáncer. Las mujeres con una ingesta alta de lácteos tienen un 32% más de probabilidades de padecer cáncer de ovario que las que no toman o no sobrepasan las 3 porciones mensuales. En el caso de los hombres, son 2,2 veces más propensos al cáncer de próstata.

No tomar lácteos favorece las digestiones, dado que su intolerancia provoca dolor de estómago, distensión abdominal, gases, diarrea y náuseas. Y se estima que el 70% de la población mundial padece algún grado de intolerancia a la lactosa.

Controlar la ingesta de estos productos ayuda a prevenir las enfermedades digestivas, incluyendo el síndrome del intestino irritable y el estreñimiento crónico, cuyo riesgo se dispara en personas con una alta ingesta.

Muchas personas han experimentado una pérdida de peso después de adoptar una alimentación libre de lácteos. Existen estudios que vinculan los lácteos con la obesidad, aunque hay que tener en cuenta que para mantener la línea se debe llevar una dieta sana y equilibrada. No basta con no tomar leche, aunque podría ayudar.


Escribe un comentario