Desintoxicación natural para comenzar la primavera con más energía

Hombre feliz

Ofrecer a nuestro organismo una desintoxicación natural es una manera excelente de comenzar la primavera, especialmente si sientes que durante los meses de frío has sido demasiado indulgente contigo mismo en cuanto a alimentación y ejercicio.

A continuación te explicamos nuestros métodos preferidos para sentirnos más ligeros y enérgicos, sin necesidad de llevar a cabo peligorsas limpiezas de colon ni restrictivas dietas a base de zumos que lo único que consiguen es ponernos de mal humor.

Busca en el mercado espárragos, cerezas y alcachofas. Ingiere estos alimentos de manera regular durante la primavera junto a otras frutas y verduras. Dado que ayudan en la digestión y promueven el funcionamiento saludable del hígado, incluir alimentos altamente nutritivos en tu dieta estimulará el proceso de desintoxicación natural del cuerpo.

Reduce el consumo de alimentos procesados (como los carbohidratos refinados y el azúcar) y elementos ante los que el cuerpo a menudo se muestra sensible (como el gluten o los productos lácteos). De esta manera, te sentirás menos hinchado y con más energía. Si es posible, aparta por completo el azúcar, el gluten, el alcohol, los productos lácteos, la cafeína, la soja y la carne roja durante un período de dos a cuatro semanas, y luego reintroduce los grupos uno por uno para notar los cambios.

Bebe mucha agua. Mantenerse bien hidratado es clave para ayudar al cuerpo rinda a su máximo nivel. Los zumos purificadores también pueden ser beneficiosos, pero sólo si se incluyen dentro de una dieta equilibrada. Las llamadas dietas detox no aportan las suficientes calorías y nutrientes al organismo.

Haz ejercicio dos o tres veces por semana. Es un aspecto clave para estiumlar el sitema circulatorio, digestivo y linfático. Si has recortado el consumo de calorías durante tu período de desintoxicación natural, aségurate de que tu entrenamiento se adapta a tu nueva situación. No exijas a tu cuerpo tanto como antes, ya que no cuenta con menos calorías para responder. En cualquier caso es importante no dejar de moverse, aunque sólo sean 20 o 30 minutos al día a un ritmo suave.


Escribe un comentario