Ejercicios para tonificar la parte media del cuerpo de cara al verano

vientre-plano

Tonificar la parte media del cuerpo ayudará que la ropa de baño te siente mejor este verano, mientras que desde el punto de vista de la salud, poseer un núcleo fuerte a medida que envejecemos es fundamental para el equilibrio, la respiración y el correcto funcionamiento de numerosos órganos.

Introduce estos tres ejercicios en tu rutina de entrenamiento (el primero como calentamiento y los dos siguientes después del entrenamiento) y comprueba cómo en cuestión de semanas tu vientre se torna más plano e incluso comienzan a marcarse los músculos abdominales, dependiendo de la cantidad de grasa que tengamos al principio en la zona y del tipo de dieta que llevemos.

El primer ejercicio recibe el nombre de Hollow y sirve para activar los músculos abdominales. Túmbate sobre la esterilla y levanta los brazos hacia arriba. Dobla las rodillas, formando un ángulo de 90 grados. Exhala lentamente mientras estiras los brazos por encima de tu cabeza y extiendes tus piernas. Asegúrate de que la espalda está en todo momento presionando con firmeza el suelo. Inhala y vuelve a la posición inicial. Realiza 10 repeticiones.

La Plancha te ayudará a estabilizar tu cuerpo a través del núcleo. Se trata de mantenerse boca abajo en la esterilla alrededor de un minuto, depositando todo el peso en los dedos de los pies y los codos. Es importante no dejar que los glúteos se vayan demasiado arriba o se hundan hacia el suelo y que los omóplatos no se abran ni se cierren más de la cuenta. Mantén la espalda recta, y aprieta los glúteos y los muslos. No dejes de respirar, aunque sean respiraciones superficiales debido al esfuerzo.

El último ejercicio se llama Slide y sirve para tonificar los abdominales superiores. Ponte a cuatro patas, descansando las manos sobre sendos objetos planos y deslizantes (sirve la bayeta de quitar el polvo). Estira tu brazo izquierdo todo lo posible mientras mantienes plana la parte baja de la espalda. Repite la misma operación con la otra mano para completar una repetición. Es importante no permitir que las caderas toquen el suelo.


Escribe un comentario