Vitamínate con el pimiento

El pimiento se consume en todas las partes del mundo, las cualidades de esta hortaliza son muchísimas y las personas se benefician de sus vitaminas. Aporta gran cantidad de minerales, sobre todo de hierro, por esa razón, se aconseja a todas las personas que sufren anemia.

Encontramos más de 150 variedades de pimientos, sin embargo, nosotros los dividimos en dos grupos para facilitar el trabajo, en pimientos picantes y pimientos dulces.

Los pimientos son ricos en fibra, hidratos de carbono, vitaminas y muchos antioxidantes, sobre todo vitamina C, incluso doblan su cantidad en comparación a las fresas o las naranjas. Por otro lado, contienen capsaicina, una sustancia que tiene funciones antibióticas, analgésicas y estimulantes para las mucosas gástricas.

 Vitaminas de los pimientos

  • Vitamina A: esta vitamina es necesaria para el crecimiento y el mantenimiento de los huesos. Muy importante para el correcto desarrollo del feto durante el embarazo y ayuda a mantener buenas funciones reproductivas en la mujer y en el hombre.
  • Vitamina C: esta vitamina tiene múltiples propiedades y ayuda a innumerables procesos biológicos del organismo, destaca por su acción antioxidante y estimula el sistema inmune,  ayuda a cicatrizar mejor los tejidos y protege el corazón de las enfermedades cardiovascuales.
  • Carotenoides: esta sustancia se suma a todas las funciones de la vitamina C.
  • Folatos: estos pequeños son necesarios para la formación de anticuerpos, glóbulos blancos y hematíes.
  • Contiene además vitamina E y todas las vitaminas del grupo B.

Otros nutrientes y sustancias beneficiosas

No todo son vitaminas lo que componen el pimiento, esta hortaliza contiene mucha fibra y gran cantidad de líquido, aporta pocas calorías por ello, se pueden consumir tranquilamente si se sigue una dieta hipocalórica, te saciará y no te hará aumentar de peso. Se recomienda no abusar de este alimento, ya que si se abusa de él puede producirnos un efecto laxante.

Por otro lado es bueno para consumirlo ya que tiene un efecto saciante y ayuda contra el estreñimiento, además contiene potasio, fósforo, calcio, y magnesio.

Los nutricionistas recomiendan su consumo siempre y cuando se tenga un déficit de hierro, puede ocurrir después de un embarazo, la lactancia, menstruación o sufrir anemia durante mucho tiempo. Por último, tenemos que recomendar a todas aquellas personas que padezcan de intestino y estómago más sensible tendrán que abstenerse a comer las variedades de pimientos más picantes ya que podría ocasionarles una irritación de la mucosa gástrica.

Sin embargo, los pimientos dulces siempre les ayudará a neutralizar toda esa acidez gástrica, aunque a veces, pueda “repetirnos” durante algunas horas después de consumirla.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *