Vitaminas que necesitas durante el embarazo

Durante el embarazo la mujer empieza a transformar su cuerpo, dentro de su organismo se gestará un nuevo ser que necesita venir al mundo en las mejores condiciones. Por lo tanto, una mujer embarazada debe cuidar su alimentación y prestar un poco más de atención a todo lo que consuma durante los nueve meses de gestación.

La alimentación es de vital importancia durante el embarazo, con ella se tendrá que cubrir unas necesidades nutricionales y energéticas muy específicas. Se debe elegir una alimentación adecuada, hay que nutrir a dos personas no sólo a una.

Vitaminas necesarias

Las siguientes vitaminas tienen funciones que regulan el organismo, anota en qué alimentos debes recalcar a partir de ahora.

  • Vitamina A: solemos tener bajos índices de vitamina A en nuestro organismo, sin embargo presta atención porque un exceso de esta vitamina puede dañar al feto. Puedes encontrarla en verduras de hoja verde, frutas y verduras amarillas, lácteos o la yema de huevo.
  • Vitamina B6: puede ocurrir que tengamos unos niveles no aceptables durante el embarazo, se recomienda aumentar la dosis hasta llegar a los 1,9 mg/dia para que cuando llegue la hora de amamantar al bebé, la leche tenga buenos niveles de esta vitamina. Siempre se prescribirá por el médico esta vitamina si el médico lo considera oportuno. Podemos conseguirla de las legumbres, la levadura de cerveza, sardinas, pollo, germen de trigo, frutos secos o cereales integrales. 
  • Vitamina B9 o ácido fólico: ayudarás a prevenir los defectos congénitos en el feto. Si se tiene una deficiencia de esta vitamina pueden darse partos prematuros o abortos no deseados. Consume frutos secos, verduras de hoja verde, coles de bruselas o col, levadura de cerveza, judías verdes o guisantes.
  • Vitamina C: si existiera una deficiencia podría causar toxemia o preeclampisia, sin embargo, un exceso de esta vitamina podría producir escorbuto del lactante. Hay que mantener una dosis de entre a 10 a 85 mg/día. Podrás aumentar la dosis de vitamina gracias a los pimientos, tomates, germinados, verduras de hoja verde, kiwi o cítricos.
  • Vitamina D: si existiera una deficiencia podría causar en la madre y en el feto hipocalcemia neonatal o ostemalacia en la madre. Consume lácteos, yema de huevo o pescado para que no te ocurra. 

Estas son tan sólo unas aproximaciones, durante el embarazo es muy importante llevar un control médico, siempre ponte en contacto con un profesional para que no corra peligro ni tu salud ni la de el bebé.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *