Vientre y digestión, evitar la hinchazón

 Vientre

La digestión de los alimentos pasa a través de un proceso de fermentación bacteriana. En ciertos casos, la producción de gas es más importante y es fuente de hinchazón y flatulencias. ¿Por qué la digestión es a veces más difícil, y qué se debe hacer para evitar sus inconvenientes?

Es al final de la digestión, cuando los alimentos llegan al intestino grueso, el colon, y que empiezan a formarse gases en función de un proceso normal de fermentación bacteriana. La acumulación de estos gases intestinales puede provocar hinchazón y flatulencias. Ciertos fenómenos los favorecen.

Es el caso de los alimentos que contienen azúcar, hidratos de carbono (azúcares lentos) y fibras alimenticias. Los productos lácteos consumidos en grandes cantidades y en corto período pueden también conducir a una producción más importante de gas y provocar hinchazón.

Al contrario, conviene saber que en una persona que no haya comido productos lácteos durante tiempo (varios meses), una intolerancia a la lactosa puede manifestarse y traducirse por una hinchazón y flatulencias a partir del momento que se retoma la ingesta de lácteos. Cabe destacar que una comida copiosa y con grasas es más difícil de digerir, y puede provocar una incomodidad digestiva, puesto que el trabajo del intestino se ve ralentizado.

Más información – 12 alimentos que deshinchan el vientre


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *