Tres ideas para aprovechar las sobras de arroz

Arroz blanco

A menudo guardamos sobras de arroz en el frigorífico con el admirable propósito de contribuir a la reducción del desperdicio de alimentos. Lo que sucede muchos casos es que, pasados unos días, se termina tirando a la basura porque adquiere un aspecto poco apetecible debido a la deshidratación que provoca su conservación a baja temperatura.

Sin embargo, existen métodos muy sencillos que pueden revivir esta comida, devolviéndole su humedad y textura, para que esté tan suelto como el primer día. Las siguientes son tres ideas para aprovechar esas sobras de arroz que pueden solucionarte una comida si les das la oportunidad.

Caliéntalo en el microondas

Recurrir a este electrodoméstico es el método más rápido y sencillo de recalentar tus sobras de arroz. Sólo tienes que asegurarte de añadir unas cuantas cucharadas de caldo o agua por cada taza de arroz. Antes de introducirlo en el microondas, es importante que cubras el bol con una envoltura de plástico para crear un efecto de vapor mientras se recalienta.

Saltéalo

Si tienes diez minutos, toma un wok o una sartén grande y pon a calentar aceite de girasol a fuego alto. Prepara un delicioso arroz frito rompiendo las típicas aglomeraciones causadas por el frigorífico con una cuchara de madera. De esta forma, el aceite recubrirá los granos uniformemente y tanto su sabor como su aspecto serán estupendos.

Cuécelo

Para este método necesitarás una cacerola, unas cuantas cucharadas de mantequilla y poco de caldo o agua. Cubre la cacerola y cuece el arroz a fuego bajo. Remueve ocasionalmente hasta que se caliente completamente.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *