Tres estrategias diarias para mejorar la memoria no relacionadas con la dieta

Lóbulos del cerebro

Que las personas pierdan sus recuerdos a medida que envejecen es una de las mayores preocupaciones de la sociedad moderna. Objeto de numerosos estudios, una de las conclusiones más claras por ahora para este problema es que hay que prevenir haciendo cosas para mejorar la memoria.

Se habla mucho de alimentos beneficiosos para las funciones cerebrales, pero aunque la dieta desempeña un papel fundamental, la memoria se trabaja con cada cosa que hacemos, incluso en las que nos parecen insignificantes. Las siguientes son tres estrategias que aglutinan muchos de esos pequeños gestos que hacen que tu cerebro se mantenga saludable:

Reduce el estrés

Esta reacción fisiológica es uno de los problemas más preocupantes que afectan al hombre moderno. Y es que, además de prejudicar la memoria y la capacidad de concentración, está en la raíz de numerosas enfermedades crónicas. De esta manera, una de las prioridades de todo el mundo debe ser practicar con regularidad esa actividad que alivie su estrés, ya sea meditación, entrar en contacto con la naturaleza o disfrutar de un buen libro.

Descansa lo suficiente

Los expertos recomiendan dormir entre 7 y 9 horas todas las noches para mantener la mente y todas sus funciones a pleno rendimiento. Esto se debe a que el sueño es mucho más relevante de lo que se pensaba. Dormir no es simplemente descansar para levantarse con energías renovadas al día siguiente, sino que durante el proceso, el organismo tiene la oportunidad de reparar todos los tejidos, incluidos los del cerebro. Las tareas de mantenimiento sobre este último son vitales para la consolidación de los recuerdos.

Entrena tu cerebro

Para mejorar la memoria es fundamental tratar el cerebro como un músculo más del cuerpo, sólo que para ejercitarlo no hacen falta mancuernas, sino desafíos mentales como juegos, rompecabezas y resolución de problemas. Hablamos de crucigramas y sudokus, pero también de dejar que el cerebro trabaje en lugar de introducir una nueva ruta en el GPS o esforzarse por recordar algo en lugar de buscar la respuesta en el móvil.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *