Semillas de mijo y sus propiedades

Es una semilla amarilla parecida a un grano de cereal, se caracteriza por ser muy rico en nutrientes esenciales que mantienen buenos índices en nuestra salud general. Se prepara de forma similar al arroz o la quinoa.

Es un grano rico en fibra y con propiedades antiinflamatorias, perfecto para las personas alérgicas al gluten ya que no lo contiene.

Se cuece como el arroz a fuego lento y absorbe toda el agua. Su resultado es un plato muy suave y nutritivo, una buena opción como plato principal. Quizá nunca pensaste en incluir en tus platos el mijo, sin embargo, no cuestiones este rico alimento y lee atentamente cuáles son sus mejores cualidades.

Propiedades del mijo

Es una buena fuente de vitaminas del complejo B, estas ayudan a nuestro metabolismo energético, aumenta la actividad de las enzimas, regulan el sistema nervioso y ayuda a la producción de glóbulos rojos.

Se caracteriza por aumentar notablemente los índices de magnesio, esencial para un buen funcionamiento muscular y nervioso. Además, el potasio, el cobre, zinc y manganeso también está muy presente.

Como comentábamos es un alimento idóneo para celíacos, no contiene gluten y puedes obtener una harina si se trituran las semillas.

Por otro lado, es una buena opción vegetariana ya que ofrece gran cantidad de proteína vegetal, una taza de mijo nos aporta 6 gramos de proteína.

Beneficios de consumir mijo

Consumir estas pequeñas semillas puede ayudarnos a reducir el riesgo de padecer enfermedades crónicas, contienen fenoles que actúan como antioxidantes y ayudan a mejorar la oxidación de las células producido por los radicales libres.

Esto se debe a que es un buen alimento antioxidante, previene la aparición de las enfermedades degenerativas, como el cáncer, diabetes o la osteoporosis.

Como comentábamos puede utilizarse como si se tratara del arroz, contiene alto contenido en fibra, ideal para las personas diabéticas porque evitan los pizos altos de azúcar. Disminuye la resistencia a la insulina, se suele potenciar su consumo cuando se trata de personas que padecen diabetes tipo 2.

Por último, tiene propiedades antiinflamatorias, por lo que no es una mala opción cuando se sufre de hinchazones estomacales, se padece de colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn, o ciertas reacciones a medicamentos. Si no se controlan las inflamaciones pueden producirnos diarreas ocasionales o estreñimiento. Por ello, no dudes en consumir más habitualmente las semillas de mijo para evitar todos estos malestares.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *