Que es el nabo

El nabo es una hortaliza que pertenece a la familia de las crucíferas, es un alimento muy nutritivo que posee azufre, sales minerales y vitaminas entre otros elementos. Podrás utilizarlo para realizar preparaciones en la cocina como para tratar diferentes malestares que aquejen a tu organismo.

Esta hortaliza es utilizada por una gran cantidad de personas para tratar diferentes malestares y/o enfermedades como inflamaciones generales, dolores de muela, asma, estados gripales con complicaciones pulmonares, hinchazón estomacal, decaimiento corporal, tos, catarro y bronquitis entre otras cosas.

Algunas variedades de nabo:

  • Nabo Mayo, es de color blanco y forma redonda.
  • Nabo Base, es de color blanco y tamaño mediano.
  • Nabo Teltow, es de color blanco y tamaño pequeño.
  • Nabo Stanis, es de color púrpura.
  • Nabo Otoño, es de color rojo o verde y tamaño mediano.
  • Nabo Virtudes, es de color blanco y forma alargada.

Qué es el nabo

nabo grande

Hablamos de una hortaliza perteneciente a la familia de las crucíferas. También se le conoce como rábano blanco o berza, entre otros nombres. Aunque cuenta con muchas especies, la más comercializada y conocida es la que cuenta con la piel blanca. Destacando que la zona que sobresale o zona superior, siempre tendrá un color diferente, similar al morado. Esto es porque cuando comienza a salir en la tierra, el sol se encarga de colorearlo.

Para el consumo humano siempre van a estar destinadas todas esas variedades más pequeñas en tamaño, mientras que las hojas, las aprovecha el ganado. Se dice que fue el nabo uno de los alimentos que consumían las antiguas civilizaciones. Tanto los romanos como también los griegos, lo consideraban todo un manjar. Esto se fue extendiendo a lo largo el tiempo, hasta la llegada de la patata, que apareció Europa en el siglo XVIII.

Tipos de nabo

tipos de nabo

Entre los diferentes tipos de nabo tenemos que destacar, los más conocidos o bien, los más usados a lo largo de los años:

  • El balón de oro: Lleva este nombre por su forma, casi perfecta, redondeada y con un color brillante y amarillo. Se trata de uno de los más conocidos y también más antiguos.
  • Blanco y púrpura: Es de los más habituales. Tal y como hemos mencionado se trata de una forma también redondeada en la que podemos destacar dos colores diferentes. Siendo el blanco uno de los principales para la base y el morado para su superficie.
  • Nabo de Tokio: Cuenta con un tamaño menor que otros tipos. Aunque tiene una forma redondeada, la superior es plana. Si se come crudo tiene un sabor dulce.
  • Bola de nieve: El blanco es el protagonista de este tipo de nabo. De nuevo, contará con un sabor dulce y muy jugoso.
  • La dama blanca: Con tan solo 3 pulgadas de diámetro es otro de los tipos que bien merece la pena tener en cuenta. Aunque lleva el color blanco por todo él, destacamos una parte superior mucho más brillante y bonita.
  • Milán Red: Una variedad que es más propicia en zonas frías, ya que suelen resistir muy bien a las temperaturas del invierno. Son de color rojizo.
  • Siete Top: Esta variedad es totalmente diferente, ya que aquí son las hojas las protagonistas y comestibles. Cuentan con un alto valor nutricional y serán perfectas, en tus platos diarios a modo de ensalada.
  • Martillo: En este caso su forma será más alargada y estrecha. Pero su carne sigue siendo de color blanco y muy tierna.

Propiedades

Propiedades del nabo

El nabo cuenta con un alto porcentaje de vitamina C. Con tan solo 100 gramos de este alimento, tendremos alrededor de 21 mg de vitamina C y 20 calorías. Por lo que se hace imprescindible si estamos a dieta o si queremos mantener el peso. Pero además de ello, hay que mencionar que las hojas son ricas en antioxidantes, destacando también otras vitaminas como la A o K.

Entre los minerales tenemos que destacar el calcio así como el hierro o magnesio y cobre. Para que nos hagamos una idea más concreta, siguiendo con los 100 gramos de este producto, obtendremos 6 gramos de carbohidratos, 1 gramos de proteínas, 2 gramos de fibra y 0 gramos de grasa. Mientras que de sodio serán 67 mg y un 5% de calcio así como un 16% de hierro.

Beneficios

Beneficios del nabo

  • Uno de los beneficios del nabo es su uso en dietas para pérdida de peso. Al ser bajo en calorías y con un alto índice de fibra se hace imprescindible para que sea protagonista en nuestros platos más saludables.
  • Mejora la digestión: Gracias también a la fibra, ayuda a que las digestiones sean mejores. Evitando así los problemas de indigestión o gastritis, entre otros.
  • Cuida la salud cardio-vascular: Al contener un alto índice de vitaminas, entre las que destacamos la K, será perfecto para cuidar del corazón, evitando las enfermedades habituales del mismo.
  • Huesos fuertes: El calcio también está presente en el tubérculo. Por lo que sabiendo esto, será idóneo para proteger los huesos, dejando de lado enfermedades como la osteoporosis.
  • Pulmones sanos: Gracias a la vitamina A, este alimento cuidará los pulmones, manteniéndolos más saludables, sobre todo en personas fumadoras.
  • Anti-envejecimiento: También cuidará la piel y va a prevenir el envejecimiento prematuro. Si tienes la piel seca, este será un gran remedio para decirle adiós.
  • Previene las cataratas: La salud ocular también estará en buenas manos.
  • Contra el asma: Esto se debe a que cuenta con propiedades anti-inflamatorias, gracias a las cuales se combaten los síntomas de esta enfermedad.

Cómo cocinar el nabo

Es cierto que a la hora de cocinar el nabo se puede hacer de mucha maneras. Hay personas que optan por tomarlo crudo y en ensaladas. Mientras que otras prefieren al horno o bien a la parrilla.

  • Puedes hacer el nabo salteado. Para ello, debemos limpiarlo y pelarlo, así como cortarlo en pequeñas tiras o trozos. Con un poco de aceite y cebolla bien picada, los echaremos en la sartén. Los dejaremos unos 4 o 5 minutos y listo. Puedes añadirle un poco de sal o tus especias favoritas.
  • A la parrilla: En este caso, debemos cortar trozos más grandes. Los colocamos sobre la parrilla y espolvoreamos ajo picado así como un poco de aceite. Aunque también podemos hacer un sofrito y luego, añadirlo a los nabos.
  • También puedes picarlos finamente y añadirlos a sopas o cremas, con un resultado asombroso.
  • Para las ensaladas, también se hacen imprescindibles. Es aquí donde mucha gente opta por tomarlos crudos y mezclados con otros ingredientes que te gusten, porque combinarán a la perfección con todos ellos.
  • Como guarnición de algún plato de carne, también destacarán por su sabor y creatividad.

6 comentarios, deja el tuyo

  1.   zaida dijo

    es muy interesante
    saver de este alimento
    me sirvio hci de mucho para mi dieta je

  2.   nereida dijo

    x q disen q estaann del navo q significa=??????

  3.   kim dijo

    jajaja el navo tambn es el guvo del hombre jajaja

  4.   Jennifer_xperia dijo

    el  navo es una hortaliza saludable para ayudar con enfermedasdes como…}

  5.   luz vasques dijo

    Hola en mi dieta siempre consumo nabo me va muy bien.

  6.   Nancy dijo

    Es cierti ke el navo sirbe para la diabetes

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.