Propiedades del membrillo

Las propiedades del membrillo probablemente no sean tan conocidas como las de otras frutas, tales como la manzana, la naranja o el plátano. Sin embargo, esta fruta amarilla con forma de pera, que rara vez se come cruda, es rica en nutrientes que son necesarios para mantener el cuerpo saludable.

Conoce sus propiedades, todos sus beneficios para la salud, de qué formas se puede consumir y otros muchos datos y curiosidades acerca del membrillo.

¿Qué es?

Emparentado con las manzanas y las peras, el membrillo se clasifica dentro de las frutas de otoño. Para madurar y que hagan aparición todas las propiedades del membrillo, esta fruta necesita temperaturas altas, razón por la que generalmente sólo se cultiva en áreas cálidas.

Su nombre se debe a que, al igual que sucede con el mimbre, las ramas del membrillero tienen una gran flexibilidad, que les permite resistir sin partirse a medida que el membrillo va aumentando de peso.

Sus mayores señas de identidad son su agradable y potente aroma, así como el color amarillo que adquiere su piel. Su carne es dura y amarga, razón por la que no es habitual comérselo crudo. Un dato curioso acerca de su superficie es que produce una especie de pelusa, similar a la del melocotón.

A la hora de comerlo, existen diferentes alternativas. El membrillo aparece en recetas en las que se combina con carne roja. A veces se utiliza para imprimir acidez a la tarta de manzana. Pero el método más popular es el dulce de membrillo.

Propiedades

El membrillo es bajo en grasas, sodio y colesterol. Una porción de 100 gramos de membrillo crudo contiene únicamente 57 calorías. Sin embargo, el azúcar que se añade al preparar mermeladas, compotas o el popular y delicioso dulce de membrillo contribuye a aumentar su contenido calórico.

Las propiedades del membrillo en lo que se refiere a vitaminas son muy completas. Esta fruta es una buena fuente de vitamina A, B y C. Aporta nada menos que el 25% de la cantidad diaria recomendada de vitamina B. Asimismo aporta una buena dosis de fibra y minerales (potasio, cobre, selenio, zinc, fósforo, hierro y magnesio).

Beneficios

A esta fruta se le atribuyen importantes beneficios para la salud. Entre ellos destacan el fortalecimiento del sistema inmunológico (protege contra gripes y resfriados), la lucha contra la peligrosa inflamación y la prevención del envejecimiento prematuro.

El membrillo puede ayudar a tratar diversos problemas relacionados con el sistema digestivo: náuseas, vómitos, estreñimiento, diarrea, colitis, infecciones intestinales, hemorroides, úlceras gástricas y gastroenteretis. La salud ocular también se beneficiaría de su consumo.

Si necesitas reducir tu tensión arterial o tu niveles de colesterol LDL (colesterol malo), o simplemente aliviar el estrés, es un alimento que debes considerar incluir en tu dieta. Asimismo se ha asociado con la prevención del cáncer. Incluso se dice que tiene un efecto afrodisíaco sobre las personas.

Su semillas también se aprovechan, siendo beneficiosas para diferentes dolencias relacionadas con la garganta. Además, con ellas se puede preparar un aceite que se ha vinculado con el fortalecimiento de órganos como el corazón, el hígado o el estómago.

Cómo hacer dulce de membrillo

El dulce de membrillo es una deliciosa recompensa dulce de la que se puede disfrutar en cualquier momento del día (funciona bien tanto de postre como de aperitivo), además de ser un vehículo excelente para acceder a las propiedades del membrillo.

Aunque se necesita bastante paciencia, preparar dulce de membrillo casero es un trabajo muy simple y gratificante. La clave para que esté delicioso es añadir 750 gramos de azúcar por cada kilo de pulpa de membrillo.

Ingredientes:

  • 1 kg de pulpa de membrillo
  • 750 g de azúcar
  • 1 vaso de agua
  • 1 limón (exprimido)

Direcciones:

  • Añade todos los ingredientes en una olla.
  • Déjalo a fuego lento durante aproximadamente una hora, hasta que el membrillo adquiera una consistencia viscosa y un vibrante tono dorado.
  • Remueve los ingredientes de vez en cuando con una cuchara de madera para que no se peguen.
  • Tritura bien con una batidora en la misma olla hasta obtener una mezcla tersa.
  • Vierte la mezcla en un molde de cristal, deja que se atempere a temperatura ambiente e intróducelo en el frigorífico. Deja que se enfríe durante toda la noche.
  • A la mañana siguiente, el dulce de membrillo ya estará solidificado y listo para desmoldar y servir.

Hay numerosas formas de presentar el dulce de membrillo. Se puede acompañar de queso o frutos secos. O simplemente untarlo sobre una tostada. Dulce y esponjoso, este dulce forma una gran pareja con alimentos que tienen cualidades opuestas (salado y crujiente). Las galletas saladas son un gran ejemplo.

El dulce de membrillo casero se considera un postre saludable, ya que se elabora con ingredientes naturales. No obstante, debido a su alto contenido en azúcar, se aconseja ingerirlo con moderación si no se desea que sus calorías se acumulen rápidamente en el cuerpo.


Categorías

Alimentos, Nutrición

Miguel Serrano es un redactor de contenidos web centrado en la salud y la moda. En su rol en NutriDieta ha cubierto una amplia gama de temas de salud y bienestar durante más de cinco años. Entusiasta de los remedios naturales y la comida sana, a Miguel le encanta ayudar a las personas a tener un estilo de vida más saludable. Sus tres actividades físicas favoritas son el yoga, el running y caminar. También ha practicado deportes como el fútbol, el fútbol sala o el fitness.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.