¿Por qué huelen los pies más de lo normal?

Existen muchas causas por las cuales pueden llegar a oler los pies, puede ser por la época del año en la que nos encontremos, los cambios hormonales, el estrés o el propio calzado

El olor en los pies puede ocasionarnos situaciones muy embarazosas, es una parte del cuerpo que no podemos controlar y puede ocasionarnos una muy mala imagen. 

Es una condición que a muchos les ocurre, no hay que alarmarse, además encontramos diversas soluciones a este problema. Tenemos que fijarnos en qué ocasiones empiezan a oler y cuál ha sido la causa del mal olor. 

Razones por las que nos huelen los pies

Os contamos cuáles pueden ser esas razones. 

  • Sudoración en exceso. Es una de las primeras causas del mal olor. El sudor puede hacer que aparezcan bacterias en las plantas de los pies donde se encuentra la piel muerta y éstas, provocan el mal olor. La solución es mantener los pies limpios y secos. Recomendamos cambiar los calcetines varias veces al día si se ha sudado y utilizar polvos de talco o desodorante natural para evitar que surja el sudor. Además, es imprescindible utilizar un calzado con buena ventilación. 
  • El estrés. Si te encuentras en una época en la que estrés está muy presente puede hacer que sudes más, puede acumularse este sudor en los pies y dar lugar al mal olor. 
  • Hormonas. Los distintos niveles de hormonas que tenemos en nuestro organismo pueden ser los responsables de alterar la producción de sudor. Por esta razón, las mujeres con menopausia, embarazadas o las jóvenes adolescentes pueden padecer este problema. 
  • Tienes pie de atleta. El pie de atleta tiene en sus síntomas no sólo el mal olor, sino también, ardor, irritación y quemazón. Para combatirlo es imprescindible tener a mano una crema antihongos. 
  • Usar calzado de mala calidad. Es importantísimo usar calzado de calidad para que los pies se desarrollen con naturalidad y no sufran de dolores y sudores molestos. Busca los zapatos acabados en piel natural.

Evita contraer hongos en los pies

  • No andes descalzo en lugares públicos. Es decir, en el gimansio, piscina o cualquier otra zona común donde se suela estar descalzo. 
  • Evita compartir zapatos, piensa que los zapatos son un artículo de uso muy personal, no utilices los mismos calcetines a no ser que confíes plenamente en ella. 

Categorías

Consejos, Salud

Paü Heidemeyer

Comunicadora audiovisual que quiere continuar su carrera dentro de diferentes ámbitos. No todo es vídeo. Busco en la redacción mostrar a la gente... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *