¿Por qué aparecen los calambres musculares?

Los calambres pueden resultar muy molestos, son difíciles de predecir ya que el cuerpo es bastante caprichoso y pueden aparecer en el peor momento. Todos hemos llegado a padecer algún tipo de calambre muscular y todos sabemos que son dolorosos y tirantes, por esta razón, presta atención para poder detectarlos a tiempo.

Una de las soluciones más prácticas para evitarlos es realizar buenos estiramientos antes de practicar cualquier ejercicio físico, además, los masajes después del deporte también puede relajar el músculo para no sufrir calambres.

¿Qué es un calambre?

Los calambres pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, se sufre de hormigueos, incomodidad y dolor. Los calambres nacen de los músculos por ello, hay que prestarles atención y mantenerlos sanos y fuertes.

Hay personas que son mucho más propensas de padecer calambres que otras, si quieres saber más del tema, sigue leyendo.

Los calambres en sí, son contracciones impredecibles en los músculos, podemos encontrar dos tipos de músculos:

  • Músculos voluntarios: éstos son aquellos que se mueven por voluntad de la persona, es decir, las extremidades, las piernas y los brazos.
  • Músculos involuntarios: son aquellos que se mueven a voluntad suya, nosotros no decidimos, suelen encontrarse en zonas del cuerpo que no somos capaces de mover.

Todos los músculos del cuerpo son vitales para su buen funcionamiento, un ejemplo de ello, es el corazón, que no somos capaces de controlarlo y él solito se mueve de manera automática.

Un calambre puede durar entre varios segundos o unos pocos minutos, si el tiempo supera los 15 minutos, tenemos que acudir a un médico para que verifique que todo está en orden.

¿Por qué aparecen los calambres?

Estos son los factores más comunes que se dan para sufrir calambres.

  • Trabajar mucho los músculos de manera excesiva.
  • Padecer lesiones en los huesos y en los músculos.
  • Deshidratación. 
  • Tener insuficiencia de potasio, calcio o magnesio. 

Trata los calambres musculares

Para tratarlos de raíz, es decir, estar en plena condición física para que no aparezcan, tenemos que seguir las siguientes pautas:

  • Tenemos que mantener el cuerpo bien hidratado. 
  • No realizar esfuerzos muy grandes.
  • Comer de forma saludable. 
  • No tener deficiencias de minerales ni vitaminas. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *