¿Son perjudiciales las dietas ricas en proteínas?

Se ha demostrado que las dietas ricas en proteínas pueden conducir a la pérdida de peso a corto plazo, pero ¿son perjudiciales para el organismo?

Existen investigaciones que sugieren estas dietas pueden hacer más daño que bien a las personas. 34 mujeres con sobrepeso participaron en un estudio en el que se pidió a una mitad del grupo que siguiera una dieta de pérdida de peso típica, la cual contenía una cantidad de proteína estándar, y a la otra una dieta idéntica, aunque con un 50 por ciento más de proteína de lo habitual.

Ambos grupos consiguieron perder el 10 por ciento de su peso corporal. Sin embargo, el grupo de alta proteína no mostró ningún aumento en la sensibilidad a la insulina, un beneficio típico de la pérdida de peso que puede desempeñar un papel en la reducción del riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

De esta manera, a pesar de que ayudó a estas mujeres a lograr sus metas de peso, la dieta rica en proteínas las despojó de uno de los principales efectos secundarios favorables del adelgazamiento.

Otro estudio bastante más amplio realizado en España puso sobre la mesa todavía más datos preocupantes sobre los efectos de las dietas altas en proteínas. Los investigadores pidieron a más de 8.000 hombres y mujeres que apuntaran con detalle su ingesta diaria de proteínas. Los que más consumieron no sólo fueron los que más probabilidades tenían de aumentar de peso, sino también de morir de causas cardiovasculares, así como un 48 por ciento más de probabilidades de morir de cáncer.

En un tercer estudio, se le pidió a 100.000 mujeres posmenopáusicas se realizaran un informe de su dieta diaria. Los investigadores descubrieron que, a medida que aumentaba la ingesta de proteínas, se duplicaba la incidencia de insuficiencia cardíaca.

Cabe señalar que las proteínas no son perjudiciales, sino que únicamente son peligrosas cuando se abusa de ellas, al igual que sucede con cualquier grupo alimentario. Las investigaciones señalan que la cifra diaria de proteína más saludable es de entre 45 y 50 gramos, asegurándose de que no todas son de procedencia animal. Las plantas también proporcionan cantidades adecuadas si se comen y se combinan correctamente.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *