Otras formas de consumir chocolate

Muchos de nosotros consumimos el chocolate de las maneras más tradicionales, directamente cogiendo un trozo de la tableta, en pasteles, bizcochos, galletas, etc. Es un producto muy versátil que es muy agradecido si le damos un vuelta de rosca.

Puede combinarse con multitud de platos diferentes, combinaciones con dulce, salado, amargo e incluso ácido. Podemos mezclarlas con verduras, frutas e incluso carnes.

Transforma el chocolate

Chocolate con aguacate

Lo podemos mezclar con el aguacate y convertirlo en una mousse deliciosa. Para conseguir esta mousse necesitarás:

Ingredientes

  • 340 gramos de cacao en trozos
  • 3 aguacates maduros
  • 100 gramos de azúcar, preferiblemente integral

Preparación

  • Derrite el cacao al baño María para evitar que se queme. Aplasta la carne del aguacate.
  • Mezcla ambos ingredientes, añade el azúcar y consigue una base homogénea.
  • Podrás convertirlo en una crema para mojar con galletas, cubrir algún bizcocho o convertirlo en helado.

Con sal de mar

El toque dulce y salado combina bien, aunque no se crea. Haz tú mismo la prueba, añade un poco de láminas de sal sobre tu chocolate favorito y verás que rica sensación, además, le aporta grandes notas crujientes.

Galletas con semillas de cilantro

El cilantro tiene notas cítricas, por ello, cuando hagas unas galletas, no dudes de introducir unas semillas de cilantro parcialmente troceadas. Le dará un toque perfumado y floral, que convertirán tus galletas de toda la vida en galletas gourmet.

Chocolate con aceite de oliva y sal

Unos muchos y otros menos han comido alguna vez un bocadillo de chocolate con aceite y sal. Esta combinación puede resultar muy divertida y trasladar a quien lo come a su infancia.

Basta con tostar un buen pan, añadirle un buen chorro de aceite de oliva, el trozo de chocolate y una pizquita de sal. Sencillo y delicioso.

Berenjenas con chocolate

Una combinación que gusta, tan sólo tenemos que fijarnos en el ejemplo de tomar las berenjenas rebozadas con miel y parmesano. Combinamos el dulzor de la miel con el salado del parmesano.

Doraremos en una sartén la berenjena con un buen chorretón de aceite de oliva y sal, cuando lo tengamos, derretimos con cuidado el chocolate y lo añadiremos por encima de las berenjenas.

Chocolate como salsa

Podemos realizar deliciosas salsas a partir del cacao, ideales para rematar nuestras carnes asadas o las guarniciones de verduras.

Como ideas podemos añadir trocitos de cacao a una salsa de romero, soja y jugos de nuestra carne. Por otro lado, combina muy bien con cebolla y ají. Esos trocitos de cacao marcarán la diferencia.

Prueba diferentes sabores, texturas y formas de cocinado.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *