Ósmosis inversa

Seguramente hayas oído hablar de la ósmosis inversa, ya que son muchas las personas de todo el mundo que se deciden a instalar una unidad en su hogar.

Las principales razones para hacerlo es porque están preocupados por la calidad de su agua del grifo o simplemente desean mejorar su sabor.

¿Qué es?

Es uno de los métodos de filtrado de agua más completos y eficaces. Se trata de un tratamiento químico que se utiliza para purificar el agua del grifo. El resultado es un mejor sabor y un tipo de agua más saludable para beber y cocinar para personas con ciertas enfermedades.

Funcionamiento

Simplificando, los dispositivos de ósmosis inversa filtran el agua a través de unas membranas especiales. Utilizando una cierta presión, dejan fuera prácticamente todo lo que acompaña al agua del grifo: contaminantes externos, sustancias sólidas, moléculas grandes y minerales.

La parte purificada queda lista para beber, mientras que la que otra parte se desvía como aguas residuales. Es decir, se desecha. Eso conlleva que la ósmosis inversa consume grandes cantidades de agua.

Beneficios

El sistema de filtración por ósmosis inversa puede eliminar el plomo. El exceso de plomo en el cuerpo puede provocar hipertensión, infertilidad y otros problemas de salud. Asimismo, es beneficiosa para personas con determinados problemas de salud, como personas con un sistema inmunológico muy débil o que necesitan llevar una dieta baja en sodio.

También vale la pena señalar que el agua de ósmosis inversa no contiene Cryptosporidium. Una vez ingerido, este parásito del agua contaminada causa fiebre y diarrea. Es especialmente peligroso para los niños, a los que puede provocar deshidratación y malnutrición.

La ósmosis inversa hace que el agua del grifo sepa mejor y contribuye a reducir el uso de plásticos. Como alternativa al agua embotellada, también puede suponer un ahorro de dinero. Sin embargo, depende del precio del aparato, los recambios y las revisiones.

Cómo tener un sistema de ósmosis inversa doméstico

Los sistemas de ósmosis inversa domésticos se suelen instalar en la cocina, concretamente debajo del fregadero. De esta manera, el paso previo a la instalación más importante es comprobar si hay espacio suficiente para uno de estos equipos en dicha parte de la cocina.

Una vez que te has asegurado de que dispones de un sitio para colocarlo, debes decidir la marca y el modelo. El mercado actual ofrece numerosas opciones para adaptarse a todos los presupuestos. Los precios oscilan entre 100 y varios miles de euros en función de la tecnología y los materiales con que está fabricado. No obstante, a eso hay que sumarle el precio de la instalación, las revisiones, los recambios anuales y las posibles averías.

¿Merece la pena?

Existen opiniones encontradas acerca de si es más saludable que el agua del grifo cuando se trata de personas sanas. Hay quienes aseguran que es más saludable, mientras que otros no la encuentran ni mejor ni peor que el agua de grifo normal. Entre sus detractores, también hay quien la llega a considerar peligrosa debido a que este sistema cambia los parámetros del agua.

Asimismo, se acusa a las unidades de ósmosis inversa de malgastar demasiada agua. Y lo cierto es que tira bastante más de la que produce. Muchas personas la descartan debido a ello.

Además, estas unidades necesitan mantenimiento. De lo contratrio, los contaminantes se acumulan en el filtro y pueden provocar un empeoramiento de la calidad del agua, que es justo lo contrario de lo que se busca cuando se apuesta por un sistema de filtrado de agua para el hogar. Y eso, naturalmente, conlleva un gasto de dinero anual.

Teniendo en cuenta tanto sus pros como sus contras, así como las particularidades de cada hogar, es decisión de cada uno decidir si apuesta por la instalación de un sistema de ósmosis inversa o por el contrario, sigue utilizando el agua del grifo o embotellada, o una combinación de ambas.

Alternativas a la ósmosis inversa

Si la calidad del agua no es un problema en tu hogar, y estás planteándote la instalación de un sistema de ósmosis inversa únicamente para mejorar el sabor, es una buena idea considerar alternativas más económicas, como las jarras purificadoras.

Cabe señalar que existen métodos que consiguen prácticamente lo mismo que la ósmosis inversa, y de manera más fácil y barata. Los siguientes trucos pueden ayudarte a solucionar algunos problemas relacionados con el agua potable:

Para eliminar el plomo cuando se abre el grifo por primera vez en unas cuantas horas se aconseja dejar correr el agua fría durante varios minutos antes de usarla.

Si necesitas matar a los microbibos, hierves el agua durante 1-3 minutos. Después se vierte en una jarra limpia y se introduce en el refrigerador.

El agua del grifo excesivamente clorada puede tener un sabor desagradable. Para que sepa mejor, es tan sencillo como llenar una jarra o cualquier otro recipiente y refrigerarla.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.