No te cansarás de comer hummus con estas cinco nuevas formas de prepararlo

A base de garbanzos, tahín, aceite de oliva, zumo de limón y ajo, el hummus clásico es una comida sencilla, saludable y, sobre todo deliciosa. Además, existen muchas variaciones que podemos probar para no cansarnos de ella.

Las direcciones son las mismas en todos los casos. Lava y seca los garbanzos (o la legumbre indicada) y después, utlizando un procesador de alimentos o una batidora, combínalos con el resto de ingredientes hasta obtener una mezcla tersa ideal para mojar.

Hummus al pesto

Ingredientes:

1 bote de garbanzos

1/2 taza de tahín

2 cucharadas de salsa pesto

2 cucharadas de zumo de limón

1 cucharada de queso parmesano rallado

Guaca-hummus

Ingredientes:

1 bote de garbanzos

1 aguacate

1 jalapeño

1/4 taza de cilantro

2 cucharadas de zumo de lima

A la italiana

Ingredientes:

1 bote de alubias blancas

1/4 de taza de tomates secos

2 cucharadas de aceite de oliva

2 cucharadas de zumo de limón

1 cucharadita de orégano seco

A la mexicana

Ingredientes:

1 bote de frijoles negros

1 chile chipotle

2 cucharadas de zumo de lima

1/4 de taza de cilantro

1 cucharadita de comino

A las finas hierbas

Ingredientes:

1 bote de garbanzos

1/2 taza de albahaca

1/2 taza de perejil

1/4 de taza de estragón

2 cucharadas de aceite de oliva

Los beneficios del hummus

El hummus te ayudará a recortar un montón de calorías si lo utilizas en lugar de la mayonesa, las salsas de queso y otras salsas de alto contenido graso. Muchas personas también lo utilizan como aderezo para ensaladas con el mismo propósito.

Tampoco hay que olvidar que, al ser una gran fuente de fibra, ayuda a que nos síntamos llenos durante más tiempo, lo que reduce el riesgo de picotear entre horas alimentos calóricos como productos de bollerías y comida rápida.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *