Mitos de los alimentos

Sin embargo, no siempre tenemos toda la información sobre esos alimentos y se tiende a generalizar, comentar y expandir mitos y falsedades en torno a estos alimentos. 

Seguramente hayas escuchado multitud de afirmaciones sobre alimentos que no sabes al final si son ciertas o no. Algunas te las habrás creído a la primera y otras tantas te las habrás cuestionado.

Nosotros queremos resolverte todas aquellos mitos sobre el comer que se van escuchando por ahí y que realmente no son ciertos. Presta atención a todos lo mitos que más escuchan por las calles.

Mitos de los alimentos

Encontramos innumerables mitos alimentarios que pueden llegar a condicionar nuestra dieta si llegamos a creerlos. Nosotros ponemos a disposición de todos unos análisis llevados a cabo por Alberto Chicote en un programa de televisión donde se ponía en entredicho todas estas cuestiones.

Consumir grandes cantidades de zanahorias nos pone morenos

Dos hermanas gemelas se sometieron a una prueba que consistió en consumir durante 10 semanas medio kilo de zanahorias crudas diariamente. Por supuesto, una mujer lo hizo y la otra no.

Un dermatólogo analizó los datos una vez terminada la prueba, en el caso de la mujer que consumió las zanahorias presentaba una tez en la piel más anaranjada producida por la sustancia betacaroteno  que poseen las zanahorias y muchos alimentos de color naranja, sin embargo, cuando tomaron el sol con varias sesiones de rayos UVA, no se apreciaron ninguna diferencia entre las hermanas. 

La miel engorda más que el azúcar

Esta afirmación es falsa, porque se midieron las calorías del azúcar molida y las calorías de la miel en estado de polvo. Se comprobó que por cada 100 gramos de producto el azúcar llega a tener unas 400 calorías mientras que la miel tiene 30o calorías. 

Siempre bajo supervisión de especialistas y endocrinos cualificados.

La miga del pan engorda más que la corteza

Otro de los mitos que se suele contar es que la corteza engorda menos que la miga interior del pan y esto es un tanto falso. Se hicieron pruebas para comprobar cuál de los dos engordaba más.

Se cogieron 20 gramos de cada parte del pan, se ultracongelaron y después se les extrajo el agua. El resultado fue que de los 20 gramos de corteza se quedaron en 19 gramos frente a los 11 gramos en los que se quedó la miga. Por lo que podemos confirmar que la miga contiene más cantidad de agua por lo que podría llegar a engordarnos menos.

Beber el zumo rápidamente porque se van las vitaminas

Esto es completamente falso. Los análisis de un mismo zumo de naranja recién exprimido, al principio de ser exprimido tenía los mismos valores de vitamina C que cuando pasaron 3 y 6 horas. Por lo que la cantidad de vitaminas no varía. 

Los alimentos ‘light’ no engordan

Hay que tener mucho cuidado con los alimentos clasificados como ‘bajos en grasas’ o ‘lights’ porque en muchas ocasiones éstos no poseen tantas grasas como las versiones enteras o naturales, sin embargo, contienen mayor cantidad de azúcares que se transforman en grasas malas en el organismo. 

La carne alimenta más que el pescado

Puede que parezca que la carne sacie más que el pescado, sin embargo, es una afirmación falsa. En un experimento mostrado en el programa, se analiza el comportamiento de cuatro personas que después de comer dos de ellos 300 gramos de solomillo de buey y los otros dos 300 gramos de bacalao, se les ofreció un plato de pizza y los que consumieron menos cantidad fueron los que se alimentaron previamente con el bacalao. 

Beber un vaso de leche ayuda a conciliar el sueño

Esto es falso. No tiene nada que ver el consumir un vaso de leche antes de dormir, ni ayuda a conciliar el sueño y tampoco nos perturba el sueño.

A la hora de dormir es importante tener una rutina para poder conciliar el sueño sin problemas. Es lo más recomendado y es lo que

Es mejor consumir las frutas enteras

Es cierto que es mejor comer las frutas enteras con la piel, porque en la mayoría de los casos, es en la piel donde se encuentra la gran cantidad de fibra en comparación a la pulpa de las frutas. Además, si la tomamos con piel aumentaremos la cantidad de vitamina C en el organismo. 

Las lentejas son las que más hierro nos aportan

No es el único alimento que nos aporta hierro y mucho menos es el que más hierro posee. Las lentejas se sometieron a pruebas junto a morcillas, paté, berberechos, espinacas y lechugas. Se averiguó que las lentejas era el alimento que menos hierro aportaba. 

Existen alimentos afrodisíacos

Para medir si un alimento era afrodisíaco a las personas voluntarias se les midieron las pulsaciones mientras consumían esos supuestos alimentos afrodisíacos como es la canela, las ostras, los espárragos, el chocolate o las fresas. 

Las pulsaciones no dieron ningún resultado claro al igual que la temperatura corporal de los sujetos. Sin embargo, durante el experimento aparecieron las parejas o gente atractiva para hacer de ‘gancho’ ante el experimento y ver cómo se comportaban.

En esa ocasión aumentaron levemente las pulsaciones y la temperatura, sin embargo, no se produjo por la alimentación sino por las propias personas.

Como has podido observar, la gran mayoría de los mitos de los alimentos que todos sabemos y todos hemos escuchado alguna vez son falsos. No hay que creerse lo que nos cuenta la gente aunque sean nuestras propias madres las que nos digan que nos bebamos el zumo rápidamente, quizá sus razones tendrán, pero no porque se les vaya a ir las vitaminas.

Seguramente conozcas más mitos sobre los alimentos de los que hemos expuesto. La nutrición se ha convertido en una moda y muchos alimentos se ven en el punto de mira dependiendo de la época. A partir de ahora pon en cuestión todo lo que escuches porque muchas veces no hay un fundamento científico detrás. 

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Alimentos, Nutrición

Licenciada en comunicación audiovisual que busca en la nutrición, el fitness y las propiedades de los alimentos no una solución a un problema sino un estilo de vida propio. Desde pequeña tuve contacto con diferentes deportes: natación, volley-ball, baloncesto y tenis. Mientras que en casa se nos mostró el camino hacia una buena alimentación desde bien pequeños, donde se premiaba la calidad ante todo. De ahí surgió mi gran interés a la gastronomía y las buenas cualidades de los alimentos. A día de hoy resido en el campo, disfrutando cada bocanada de aire fresco mientras os cuento con gusto todo lo que deseáis saber sobre dietas, buenos alimentos y remedios naturales. ¡La vida sana te enganchará!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.